Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mueren unos 140 soldados nepalíes en una ofensiva contra los maoístas

Unos 140 soldados y policías nepalíes murieron la noche del martes en un ataque de rebeldes maoístas en el distrito de Rolpa, 450 kilómetros al oeste de Katmandú, coincidiendo con la visita del primer ministro de Nepal, Sher Bahadur Deuba, a Washington, y la promesa del presidente de EE UU, George W. Bush, de ayudar a su Gobierno a combatir a los rebeldes.

La Administración estadounidense de Bush ya ha solicitado al Congreso ayuda militar por valor de 20 millones de dólares (unos 22 millones de euros) para Katmandú. 'Nepal hace frente a una rebelión maoísta y Nepal es un ejemplo de democracia; por eso Estados Unidos se ha comprometido a ayudar', declaró el martes Ari Fleischer, portavoz de la Casa Blanca.

Las tropas gubernamentales lanzaron el jueves pasado la mayor ofensiva armada contra los insurgentes desde que iniciaron hace seis años la lucha contra la monarquía parlamentaria y la instalación de una república popular comunista.

Desde el inicio de la ofensiva han muerto unas 750 personas, de ellas unos 500 guerrilleros rebeldes, en las bases de los insurgentes en los distritos de Rolpa, Doti y otras zonas vecinas al oeste del reino himalayo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de mayo de 2002