Música y emoción en el último adiós a Montsalvatge

El último adiós a Xavier Montsalvatge estuvo impregnado por la intimidad y el melancólico lirismo que desprende su música. El más internacional de los compositores españoles, fallecido el martes en Barcelona a los 90 años, recibió ayer la emocionada despedida de poco más de un centenar de personas en un funeral íntimo, celebrado en la pequeña capilla del palacio de la Generalitat. En la ceremonia, a la que acudieron muy pocos representantes de la vida política y cultural catalana, la emoción estuvo marcada por la interpretación de tres significativas partituras del gran compositor catalán.

La suave Elegía a Maurice Ravel, interpretada por el pianista estadounidense Mac McClure, acompañó el traslado del ataúd con los restos mortales de Montsalvatge desde la capilla ardiente instalada desde el martes en el palacio de la Generalitat hasta la vecina capilla, en la que sólo caben 50 personas. El resto de los asistentes siguió la ceremonia a las puertas del recinto en una tarde lluviosa en la que la calidez vino por parte de la música del compositor catalán. La soprano Rosa Mateu, que participó en el estreno mundial en 1994 de la ópera Babel 46, en el Festival de Peralada, cantó una de las más hermosas arias de esta ópera, Cançó de l'Alguer, acompañada al piano por Eugenia Gasull. Tras la homilía, la voz de Mateu, acompañada esta vez por McClure al piano, puso fin al acto religioso interpretando la Canción de cuna para dormir a un negrito, la más célebre de sus Cinco canciones negras. Después, recibió sepultura en el cementerio barcelonés de Sant Gervasi, en el que también está enterrado el poeta Joan Maragall.

Ausencia de compositores

Sorprendió, a pesar de las limitaciones de espacio y la inclemencia del tiempo, la ausencia de compositores e intérpretes destacados del panorama musical catalán. Los compositores Benet Casablancas, Salvador Pueyo y Francesc Taberna-Bech, el pianista Albert Guinovart, el guitarrista Jordi Codina y el violonchelista Lluís Claret fueron algunos de los músicos que acompañaron a Montsalvatge en su última despedida. Asistió también el cineasta Jaime Camino, realizador de la película Dragon Rapide, en cuya banda sonora colaboró Montsalvatge.

La representación institucional contó con la presencia del conseller en cap, Artur Mas; el líder socialista Pasqual Maragall; el consejero de Cultura, Jordi Vilajoana; el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Barcelona, Ferran Mascarell; el diputado de Cultura de la Diputación de Barcelona, Joan Francesc Marco; el director general de Promoción Cultural, Vicenç Llorca, y la alcaldesa de Girona (ciudad en la que nació Xavier Montsalvatge el 11 de marzo de 1912), Anna Pagans. En el funeral también estuvieron presentes el director general del Liceo, Josep Caminal, y el director artístico del coliseo lírico barcelonés, Joan Matabosch.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0008, 08 de mayo de 2002.

Lo más visto en...

Top 50