Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES PRESIDENCIALES EN FRANCIA

Cinco semanas para acabar con la inseguridad

En las cinco semanas que separan la reelección de Jaques Chirac como presidente y las próximas elecciones legislativas, Chirac quiere sobre todo, que no parezca que su única preocupación es ganar la próxima cita con las urnas para disponer de la mayoría parlamentaria.

Por eso, el pasado domingo anunció que pasaría 'a la acción con determinación', y precisó que el nuevo Gobierno adoptará medidas de urgencia centradas en la lucha contra la delincuencia.

La medida más simbólica será la creación esta semana de un Ministerio de la Seguridad Interior que tendrá autoridad sobre policías y gendarmes.

'Los grupos operacionales de apoyo', que figuran en el proyecto de Chirac y que estarán formados por policías, magistrados, agentes de aduanas y especialistas en impuestos, serán los encargados de desmantelar las redes de drogas, prostitución e inmigración clandestina, que, según Chirac, tienen en vilo a ciertas ciudades. El jefe del Estado tratará asimismo de que los ayuntamientos creen y presidan 'consejos locales de seguridad', encargados de coordinar la acción del Estado y de las comunidades en materia de seguridad.

Los partidarios de Chirac saben sin embargo, que se necesitará tiempo para crear los 'centros educativos cerrados' -encargados de reinsertar a los menores condenados por delitos graves-, para que se apliquen las decisiones judiciales y en general, para mejorar las estadísticas sobre el estado de la seguridad en el país. En cualquier caso las reformas, incluso las urgentes deberán pasar por el Parlamento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de mayo de 2002