Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona es la tercera ciudad europea con más inversión extranjera

El 84% de las empresas de la ciudad están conectadas a Internet

Barcelona es la tercera ciudad de Europa que atrae mayor inversión extranjera, sólo superada por Londres y París, según el Informe 2002 del Observatorio de Barcelona, que compara la situación económica y empresarial de las principales ciudades del mundo. Barcelona es la sexta mejor ciudad europea para hacer negocios, según el estudio, después de Londres, París, Francfort, Bruselas y Amsterdam.

El Observatorio de Barcelona, promovido por el consorcio municipal Barcelona Activa y la Fundación Barcelona Promoción, perteneciente a la Cámara de Comercio de Barcelona, analiza en el informe 31 indicadores proporcionados por distintos organismos y consultorías internacionales con datos correspondientes a los años 2000 y 2001. En muchos de ellos, Barcelona se encuentra entre los 10 primeros puestos en comparación con una treintena de ciudades europeas.

La capital catalana es una de las principales ciudades receptoras de capital foráneo. Barcelona atrajo en 2000 un total de 58 proyectos de inversión extranjera, sólo por debajo de Londres (181) y París (88), y con una clara ventaja respecto a otras ciudades como Francfort (24), Bruselas (21) y Madrid (21). Un año atrás, Barcelona ocupaba el quinto puesto. La escalada en la clasificación se debe a la 'buena relación entre calidad y precio que ofrece la ciudad', según coincidieron en señalar ayer la presidenta de Barcelona Activa y concejal de Promoción Económica del Ayuntamiento de Barcelona, Maravillas Rojo, y el presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Antoni Negre.

Respecto a las nuevas tecnologías, Barcelona es la séptima mejor ciudad europea para el desarollo de los denominados e-business. Además, el 84% de las compañías ubicadas están conectadas a Internet.

La capital catalana es una de las ciudades más baratas de Europa, según el informe. El alquiler de oficinas (a 371 euros -casi 63.000 pesetas- el metro cuadrado), por ejemplo, es un 88% inferior al de Francfort y un 56% más económico que el de Madrid. Del mismo modo, el precio del suelo industrial resulta más rentable en Barcelona que en ciudades como Londres, donde el precio se multiplica por tres. También el coste del agua, el gas y la electricidad para las empresas es más asequible.

A todo ello se le debe sumar, según el informe, uno de los niveles salariales más bajos de toda Europa -detrás de Lisboa, Atenas y Madrid- a pesar de ser la ciudad del continente que ofrece mejor calidad de vida para los trabajadores. El estudio agrega que el PIB per cápita catalán (21.389 euros) supera tanto la media española (17.480) como la europea (21.258).

La proyección internacional de la ciudad se ve favorecida por la organización de salones feriales, como Construmat y Alimentaria, además de la organización de numerosos congresos, que, pese a algunas crisis recientes, la sitúan en el noveno puesto a escala europea y en el decimocuarto mundial. El volumen de intercambios comerciales del puerto le otorga también la novena posición entre las ciudades porturarias de Europa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de mayo de 2002