El Gobierno de Arafat negocia el destierro a Qatar de 21 palestinos refugiados en la basílica de Belén

Los jefes de seguridad palestinos tratan de convencer a 21 milicianos que permanecen en la basílica de la Natividad de Belén de que acepten ser desterrados a Qatar, ya que el primer ministro israelí, Ariel Sharon, exige su destierro o rendición, según la Autoridad Palestina (AP). Las tropas israelíes asedian la basílica de la Natividad en Belén desde el pasado 2 de abril, cuando invadieron la ciudad bíblica, por lo que se refugiaron en el santuario unos 200 palestinos, entre ellos esos 21 hombres armados.

El resto de los palestinos, dijeron las fuentes, no son 'buscados' por Israel. El asedio de la basílica de la Natividad, en cuyos alrededores todas las noches se escuchan detonaciones por lanzamiento de granadas y explosivos por parte del Ejército, ha puesto en estado de alerta a las confesiones cristianas de Tierra Santa y, en especial, al Vaticano. En el interior del recinto, que incluye también un convento franciscano y la iglesia católica de Santa Catalina, permanecen una treintena de frailes franciscanos y cuatro monjas armenias.

Más información

Por otra parte, 12 palestinos murieron en la franja de Gaza desde la noche del jueves en distintos incidentes con soldados israelíes, que además penetraron a primera hora de ayer en una zona bajo exclusivo control de la Autoridad Palestina en la localidad de Rafah (sur de este territorio). Cinco de los palestinos murieron en combates armados con las tropas de Israel cerca del asentamiento judío de Netzarim, una zona donde en la madrugada fueron abatidos dos activistas cuando trataban de penetrar en esa colonia. Los dos palestinos, vestidos con uniformes del Ejército israelí, portaban granadas de mano y una escalera, lo que indujo a los organismos de seguridad a pensar que trataban de superar la barrera de seguridad del asentamiento judío.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 19 de abril de 2002.

Lo más visto en...

Top 50