Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caldera acusa al Ejecutivo de Aznar de discriminar a Granada en sus inversiones

El portavoz del grupo socialista en el Congreso de los Diputados, Jesús Caldera, acusó ayer al Gobierno de José María Aznar de dejar a Granada 'discriminada' en cuanto al volumen de inversiones en comparación con el resto del país. Caldera dijo que, mientras la media de inversiones por habitante en España es de 600 euros, en Granada tan sólo llega a los los 180 euros. 'Granada', dijo Caldera, 'está a la cola de la renta, y no sólo eso, sino que, además, no se invierte en la provincia'.

Jesús Caldera, que mantuvo un desayuno de trabajo con los periodistas, declaró que el volumen de inversiones en Granada por parte del Gobierno había ido disminuyendo desde el año 1996, el último en que el presupuesto fue aprobado por el Gobierno de Felipe González. 'Entonces las inversiones para Granada fueron de 10.562 millones de pesetas (63,48 millones de euros). Luego cayeron, en 1997, a 6.400 millones de pesetas (38 millones de euros). En 1998 fueron tan sólo 4.313 millones de pesetas (26 millones de euros)', dijo el portavoz socialista. En los años 1999 y 2000 rondaron los 9.000 millones de pesetas (54 millones de euros).

Caldera anunció por otra parte que su grupo parlamentario llevará al Congreso en breve la decisión de cerrar la planta tabaquera de Cetarsa en Granada. 'No es comprensible', dijo, que una empresa pública se cierre cuando tiene beneficios. Eso es atentar contra los intereses de los granadinos'.

El portavoz socialista ironizó con las supuestas pérdidas de Cetarsa. 'Cetarsa perdió dinero cuando su presidente, Hernández Sito, invirtió en Gescartera, pero, por lo demás, es una empresa saneada y pública'. 'Vamos a exigirle al Gobierno', añadió, 'que cuando haya decisiones que afecten de forma relevante al entramado social y se trate de empresas con beneficios, que quede radicalmente prohibido su cierre. Si Cetarsa se cierra, será responsabilidad de Aznar y de Javier Arenas'.

Jesús Caldera volvió a insistir en que la provincia granadina 'necesita ser compensada' y reclamó que se realice el tramo que aún queda de la Autovía del Mediterráneo, inconclusa todavía porque falta, precisamente, toda la parte que corresponde a la provincia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de abril de 2002