Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cascos dice que el alto precio de la vivienda en España se debe al bienestar económico

El ministro de Fomento, Francisco Alvarez-Cascos, declaró ayer que el espectacular incremento del bienestar y de la renta disponible en el bolsillo de los españoles justifica que "se esté batiendo el récord histórico" de construcción de viviendas en España, y explica que los precios de la vivienda libre hayan subido más del 50% en los últimos seis años.

Cascos, que asistió a la inauguración de la ampliación de la Autovía de Circunvalación de Valencia A-7, señaló que las viviendas de renta libre se venden "cada día más", mientras que, dijo, la vivienda protegida, "está congelada", algo que se explica, según el ministro, "por el crecimiento de la renta disponible de los españoles y la creación de más de dos millones de puestos de trabajo", además de por la firma al año de un millón de contratos fijos y la reducción del paro. "Todo eso significa mayor nivel de bienestar y de ahorro en una sociedad que tiene en la vivienda el objetivo principal de las expectativas futuras de ahorro", añadió.

Dos mercados

El ministro de Fomento recordó que en España hay dos mercados: el de la vivienda libre que, dijo, se rige por reglas de mercado, y el de vivienda protegida, en el que, recordó, desde 1996 se han subido oficialmente los precios, por decisión del Ministerio de Fomento, el 6 por ciento. "Y esa es la responsabilidad que asumo", dijo.

Por el contrario, Cascos explicó que "por no actualizar los precios de la vivienda a los costes, la vivienda protegida ha caído en estos años" y recordó que, de acuerdo con las comunidades, hay un mecanismo para fijar precios que las autonomías desarrollan a nivel de municipios, de modo que la vivienda protegida tenga por un precio que la haga atractiva al promotor.

Además, según el ministro, se han aumentado considerablemente las ayudas para los más necesitados, como son los jóvenes o familias numerosas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de abril de 2002