Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La alcaldesa de Amorebieta considera 'muy importante' la participación en el referéndum sobre la central de Boroa

La alcaldesa de Amorebieta, la peneuvista Begoña Azarloza, calificó ayer como 'muy importante' la participación de sus vecinos en la consulta popular del pasado domingo sobre la central energética de ciclo combinado. Votaron 5.445 personas, el 43% del censo electoral, de las que 5.352 se opusieron al proyecto promovido por la empresa pública irlandesa ESB.

Azarloza, quien tuvo que desconvocar el inicial referéndum promovido por su grupo municipal sobre la central tras cambiar el contenido de la pregunta y quedarse sin apoyos, admitió que '5.500 son muchas personas y están preocupadas por este proyecto'. La primera edil opinó: 'No hemos hecho el esfuerzo suficiente para tranquilizar la población, porque el 43% prefiere que el proyecto se construya en otra comunidad autónoma'.

Pese a ello, la mandataria municipal destacó que la situación no ha cambiado y anunció que, si se cumplen las condiciones legales, el Ayuntamiento concederá las licencias de obras y actividad a la promotora, los últimos permisos pendientes para que comiencen las obras. 'Estamos donde estábamos', resaltó.

El mes pasado, el consistorio de Amorebieta ya dio un informe favorable a la licencia de actividad, que ahora se encuentra en fase de exposición pública. Si, como es previsible, se concede este permiso, de manera inmediata se otorgará la licencia de obras.

La alcaldesa incidió en que la competencia municipal se refiere a la normativa urbanística, mientras que el Gobierno vasco y la Diputación deben salvaguardar la salud y el entorno. Abogó por que todas las instituciones velen 'de forma escrupulosa por garantizar la salud de los vecinos de Amorebieta y la calidad del aire que respiramos'.

La empresa espera iniciar este verano la construcción de la planta, una inversión de casi 420 millones de euros. ESB ha firmado ya el contrato de obras con un consorcio formado por la fabricante de bienes de equipo General Electric, la ingeniería Sener y la constructora ACS. Éste es uno de los seis proyectos energéticos que se pretenden implantar en un plazo de tres años en Vizcaya.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de abril de 2002