El presidente del Consorcio de Aguas vizcaíno niega al fiscal el 'enchufismo' en el ente público

El PP reclama al Tribunal Vasco de Cuentas que audite a la empresa Udal Sareak

El presidente del Consorcio de Aguas Bilbao-Bizkaia, el concejal peneuvista bilbaíno Iñaki Etxebarria, compareció la pasada semana a petición propia ante la Fiscalía vasca tras conocer la denuncia elevada a la misma por el PP detallando presuntos casos de corrupción en el ente público. Etxebarria, quien negó al fiscal que exista 'enchufismo' en el Consorcio, calificó ayer de 'denuncia que no se tiene de pie' el escrito de los populares, que detalla que tanto el personal de Udal Sareak -empresa perteneciente al Consorcio- como adjudicatarios de sus trabajos son 'miembros del PNV, cargos públicos o familiares' suyos. El PP pidió que el Tribunal Vasco de Cuentas fiscalice Udal Sareak.

Más información

El comité directivo del Consorcio, ente público que se encarga del saneamiento y abastecimiento de aguas de 53 de los 111 municipios de este territorio, compareció públicamente ayer para defenderse de las acusaciones de los populares. Su vicepresidente y alcalde de Arrigorriaga, Alberto Ruiz de Azua, del PNV, leyó un comunicado en el que se asegura que 'toda la contratación' en el Consorcio 'está sujeta a las mismas estrictas garantías legales que cualquier otra administración pública'.

La dirección del organismo, que está copada por cargos públicos del PNV y EA, defendió la existencia de la empresa Udal Sareak, creada en 1999, con 'la finalidad de una mejora en la gestión'. Comparó su labor con la de otras sociedades públicas como Bilbao Ría 2000, el Teatro Arriaga u otras entidades relacionadas con el agua, como Aguas Municipales de Vitoria.

El Consorcio considera que la denuncia presentada por el PP a la Fiscalía vasca, para que la remitiese al fiscal anticorrupción, guarda una 'sospechosa coincidencia' con el 'enésimo' anónimo recibido por los responsables del ente y de Udal Sareak. 'Estamos acostumbrados durante estos últimos meses a recibir en nuestros ayuntamientos cartas anónimas y que suelen contener insultos soeces e informaciones falsas y tendencias sobre adjudicaciones de obras a dedo a favor' de empresas relacionadas con trabajadores de Udal Sareak.

El comité directivo incidió en que el Consorcio 'está considerado como un modelo de gestión a imitar' y destacó el incremento de los municipios vizcaínos que requieren sus servicios. A su juicio, existe una 'constante obsesión del PP en dos instituciones totalmente independientes', en referencia al Consorcio y el Ayuntamiento de Bilbao, y por 'enturbiar la labor de Iñaki Etxebarria', también concejal de Hacienda de la capital vizcaína.

Etxebarria calificó la demanda del PP como 'un linchamiento', no a su persona, 'sino a una idea, un partido, un proyecto'. Fue entonces cuando reveló que ha comparecido a petición propia ante la Fiscalía vasca para ofrecerse a 'aportar toda la documentación que requiera' y negar 'cualquier veracidad' a la denuncia del PP, 'que no se tiene en pie'.

El edil añadió que ayer mismo presentó una denuncia ante la Ertzaintza por los anónimos recibidos. 'Esto es un delito y hay que ponerlo en conocimiento de la Ertzaintza', recalcó.

El concejal bilbaíno del PP Antonio Basagoiti, quien presentó la denuncia el pasado miércoles, pidió también ayer al Tribunal Vasco de Cuentas que fiscalice al Consorcio y a Udal Sareak. El último informe del órgano auditor sobre el Consorcio se remonta a 1998. Basagoiti recordó que la nueva presidenta del tribunal, María Asunción Macho, es la madre del director de Udal Sareak, Jon Loidi Macho. 'Habrá que ver cómo la madre controla la empresa de su hijo', agregó.

El presidente del Consorcio se mostró dipuesto a esta fiscalización: 'No sólo el Tribunal de Cuentas; cualquier organismo puede revisar las cuentas'.

Etxebarria estuvo envuelto en la polémica hace más de un año porque cobraba a la vez como edil y como presidente del Consorcio, lo que motivó fuertes críticas de los partidos de la oposición. Varios meses después de difundirse este hecho y tras elaborarse un informe jurídico, renunció al salario en la entidad de aguas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 15 de abril de 2002.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50