Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Greenpeace pide a los vecinos de Amorebieta que voten contra la central de Boroa

La organización ecologista Greenpeace pidió ayer a los vecinos de Amorebieta que voten en contra del proyecto de la central de ciclo combinado prevista en el barrio de Boroa.

El domingo se celebra una consulta popular convocada por la plataforma Zornotza Bizirik, que desde yace dos años se opone a la planta promovida por la empresa irlandesa ESB.

El responsable de Energía de Greenpeace, José Luis García, afirmó que se oponen a estas centrales 'dondequiera que se ubiquen, porque son las mayores fábricas del cambio climático'. Dijo que la planta de Boroa emitirá 2,6 millones de toneladas de CO2 (anhídrido carbónico).

García valoró que la solución a las carencias energéticas en Euskadi no son 'centrales térmicas que quemen gas natural' sino las energías renovables, que aseguró crean además mayor empleo.

Mientras, la empresa ESB anunció ayer que no acatará el resultado del referéndum, porque 'no tenemos ninguna obligación moral ni legal'. La compañía espera conseguir para mayo los permisos municipales para iniciar las obras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de abril de 2002