Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hacienda retrasó la devolución de impuestos por un cambio informático

La agencia aprovecha la llegada del euro para centralizar el sistema

Las devoluciones de impuestos ya no se gestionan en cada delegación de Hacienda, sino que se tramitan desde Madrid. La Agencia Tributaria decidió realizar este cambio a principios de año y aprovechó la introducción del euro para adaptar el sistema informático. Las devoluciones de IVA para exportadores se retrasaron por este motivo unos dos meses. También ha afectado a algunas devoluciones de IRPF pendientes.

MÁS INFORMACIÓN

Fuentes de la Agencia Tributaria señalaron ayer que los problemas que ha causado el cambio del sistema de devoluciones ya están 'absolutamente resueltos', en especial con vistas a la campaña de renta de este año. Explican que los retrasos se produjeron a principios de año y que afectaron sobre todo al IVA de los exportadores y a otras devoluciones pendientes menores. En el peor de los casos, añaden las mismas fuentes, la devolución llegó tres semanas más tarde de lo normal.

Otras fuentes de la Agencia explican, por el contrario, que las devoluciones se han demorado hasta dos meses, y que existe todavía algún retraso acumulado. El cambio ha consistido en que hasta ahora las devoluciones de Hacienda por los diferentes impuestos se gestionaban de forma descentralizada, en cada unidad provincial, y, desde finales de enero, todas se canalizan a partir del ordenador central de Madrid y de la cuenta en el Banco de España en Madrid.

El cambio en las aplicaciones informáticas ha tenido prácticamente paralizada la maquinaria de gestión de Hacienda en las primeras semanas del año. El momento elegido para hacerlo ha sido el de la introducción del euro, que obligaba por sí mismo a adaptar todo el sistema informático. En un principio, se dio esta explicación para justificar el retraso en las devoluciones.

Ahorro de costes

La centralización del procedimiento tiene, según explican responsables de la Agencia, varias ventajas. La principal, a su juicio, es el ahorro de costes financieros, estimado en un 80%. Ahora, aseguran, se tarda menos tiempo desde que el Tesoro pone a disposición los fondos para las devoluciones y éstas se efectúan.

Hasta enero, el dinero entraba en la cuenta que la Agencia tiene en el Banco de España y ésta le daba traslado a las correspondientes cuentas en las delegaciones provinciales. Ahora desaparecen las cuentas provinciales y se opera sólo desde la del Banco de España en Madrid, lo que debería permitir que el dinero esté menos tiempo en espera y llegue antes al contribuyente.

Otra ventaja es que se puede controlar mejor que la devolución se efectúa de forma correcta al evitarse los compartimentos estancos. Éste es un primer paso en la estrategia de unificar toda la base informática de Hacienda. Hasta el momento, sólo están centralizados algunos datos como los domicilios de los contribuyentes y otros que utiliza la inspección de Hacienda. En estos días se trabaja para traspasar la base de datos provincial de recaudación ejecutiva (cobro de deudas) a una base central.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de marzo de 2002