Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Wilhelm Schmid reflexiona acerca de la búsqueda del arte de vivir

El filósofo alemán Wilhelm Schmid (1953) está convencido de que se acerca el final de las tradiciones y las religiones, por lo que hay que prepararse para practicar un arte de vivir individual. 'No es algo que desee, pero no lo vamos a poder evitar. El que conoce la historia del modernismo sabe que el proceso de modernización se lleva hasta sus últimas consecuencias', afirmó el martes, antes de pronunciar en el Círculo de Bellas Artes de Madrid una conferencia dentro del ciclo organizado para celebrar el 25º aniversario de la editorial Pre-textos.

Profesor de la Universidad de Berlín, dice estar preparándose para ese momento, y busca soluciones en su libro En busca de un nuevo arte de vivir, que Pre-textos pondrá a la venta en diez días. 'Hay una forma popular de entender el arte de vivir que significa tomarse la vida de una forma no demasiado seria, buscando el placer y sin pensar en el futuro', afirmó. 'Pero también hay una forma filosófica, que significa lo contrario', diferenció. 'Uno a veces se complica la vida porque así se hace más interesante'. 'Hay que reflexionar sobre la vida', aconseja, 'sin dejar de lado ni los placeres ni los dolores'.

Para Schmid, el problema estriba en que desde la Revolución Francesa no se ha conocido un arte de vivir filosófico. 'En esa época comenzó a sostenerse que a las personas no les hacía falta el arte de vivir, porque la tecnología y las ciencias resolverían los problemas'. Y, sin embargo, 'los problemas, en especial los ecológicos, son cada vez más y mayores, y eso ha hecho a mucha gente retornar a la filosofía del arte de vivir', afirmó.

Terrorismo y tradición

'España tiene la ventaja de contar con unas tradiciones, convenciones y religiones que le pueden decir al ser humano con precisión cómo hay que vivir', considera el pensador. Unas costumbres relacionadas con la comida, el amor, la convivencia o la actitud ante la muerte, que tienen que hacer frente a la modernización. 'Ahora, y lo digo con cautela, pienso que el terrorismo que afecta a España tiene mucho que ver con la tradición', porque tiene su origen 'en una región en la que se ha velado muchísimo por conservar las costumbres, y en la que para muchos de sus habitantes la vida y la muerte dependen de poder luchar contra la modernización', puntualizó. Contra este 'trasfondo cultural profundo', dice Schmid, no se puede luchar con las armas.

En Estados Unidos, él considera que hay unas 'grandes contradicciones internas' entre modernización y tradición. 'Se ha visto en Salt Lake City. Una especie de bastión bíblico, que no tiene nada que ver con el modernismo, en el que la globalización no existe y las tecnologías se han introducido para los Juegos Olímpicos', puso como ejemplo. 'El país no necesita ataques desde fuera, está atacado desde dentro'. 'Lo que ocurre es que no nos damos cuenta porque nos miramos nuestro ombligo', sentenció.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de marzo de 2002