Batasuna niega que varios de sus alcaldes renuncien a presentarse a la reelección si no hay una tregua de ETA

Batasuna desplegó ayer con celeridad todos sus recursos para desmentir la información publicada por este periódico en la que se indicaba que varios de sus alcaldes han condicionado su presentación en los próximos comicios municipales si ETA no declara una tregua. Aunque un portavoz de esa formación radical declaró en el informativo matinal de la emisora pública vasca Radio Euskadi que 'ni confirmaba ni desmentía' la información, dos horas más tarde el responsable de comunicación de la Mesa Nacional de Batasuna, Juan José Petrikorena, convocaba con urgencia en Tolosa (Guipúzcoa) una conferencia de prensa en la que estuvieron presentes dos de los alcaldes aludidos, el de Tolosa y el de Andoain, Antton Izagirre y José Antonio Barandiarán, respectivamente, y en la que no se admitieron preguntas.

Más información

Ambos regidores calificaron la información de 'manipulada y manipulatoria' y la encuadraron dentro de la 'estrategia global de los Estados español y francés en contra de Euskal Herria y, más en concreto, de la izquierda abertzale'. Añadieron que 'usando como excusa la dimisión de algunos concejales', la información ha pretendido avanzar en la línea de 'ilegalización y arrinconamiento' de Batasuna. Una estrategia que, a su entender, 'pretende ocultar las contradicciones' que para estos dos Estados ha supuesto el modo de afrontar el 'conflicto político' por parte de la formación radical. Los alcaldes prometieron 'seguir trabajando, día a día, siguiendo el camino emprendido'.

El portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, también protagonizó una rueda de prensa en la sede de esa formación en Pamplona, donde trabaja habitualmente la Mesa Nacional desde su constitución como partido el pasado verano. Otegi negó que los electos de Batasuna hayan mostrado su intención de no concurrir a los próximos comicios si ETA sigue matando, aunque reconoció que en su formación hay personas que discrepan de ETA.

'Afirmo con absoluta rotundidad y naturalidad que en Batasuna existen opiniones de todo tipo, y hay gente que no es que quiera una tregua sino que no están absolutamente de acuerdo con la lucha armada de ETA', admitió Otegi en referencia a la información publicada por este diario, que recogía el profundo descontento y malestar existente entre muchos electos de la formación abertzale desde la ruptura de la tregua y en relación con los atentados cometidos por la organización terrorista desde entonces.

En la presente legislatura, iniciada en junio de 1999 en pleno alto al fuego de ETA, al menos diez ediles de Euskal Herritarrok han dimitido arguyendo razones relacionadas con su distanciamiento y condena de la violencia etarra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0025, 25 de febrero de 2002.

Lo más visto en...

Top 50