Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ibarretxe exige que la Universidad no sea 'cuadrilátero de lucha partidista'

Montero pide 'rigor' frente al 'reduccionismo de banderías encontradas'

El lehendakari, Juan José Ibarretxe, reclamó ayer en la Universidad del País Vasco (UPV) que ésta 'no se convierta en un cuadrilátero de luchas partidistas'. Ibarretxe se refería a la controversia generada por la retirada de una cátedra a la fundadora del Foro Ermua Edurne Uriarte, tras la protesta del otro aspirante, un histórico de la izquierda abertzale. El rector Manuel Montero exigió a los universitarios 'rigor' para hacer frente a 'la casi irrespirable atmósfera política, al acoso de una minoría fascista y al reduccionismo de banderías encontradas'.

La investidura como doctor honoris causa por la Universidad Pública Vasca del profesor emérito de la Universidad de Yale Juan José Linz, celebrada ayer bajo fuertes medidas de seguridad en el campus de Leioa (Vizcaya), fue el foro elegido por el lehendakari para referirse por primera vez a esta polémica, aunque sin citarla expresamente. Ibarretxe subrayó que la universidad debe evitar 'politizarse' y debe convertirse, en cambio, en 'punto de encuentro de una sociedad desencantada con tanto enfrentamiento'.

Buena parte de la intervención del rector Montero en el acto versó sobre la figura del intelectual. 'Un intelectual (...) sirve al pensamiento libre (...), no a la justificación de la violencia ni a esa corrección política que impone en cada momento la prensa dominante', afirmó. Insistió en que quien 'se crea en posesión de la verdad y en vez de utilizar argumentos se limite a extender las sospechas (...) no sería un intelectual, sería un prestidigitador'.

Varios protagonistas del litigio por la cátedra participaron en el acto académico. Uriarte estuvo en su calidad de doctora por la UPV y Francisco Llera, director del Euskobarómetro y del departamento al que pertenecen los dos aspirantes a la cátedra de Ciencia Política, porque apadrinaba al veterano sociólogo.

El adversario de Uriarte, el fundador de HB Francisco Letamendia, no asistió. Letamendia difundió ayer un comunicado en el se proclama la 'víctima' del asunto y añade que ha habido 'un gigantesco juego de cambio de máscaras destinado a convertir a los verdugos en víctimas'. Letamendia tacha de 'enteramente falso' que tras perder la oposición en octubre orquestara una campaña de amedrentamiento contra Uriarte, Llera y el tribunal. La Comisión de Disciplina interna de la UPV lo investiga.

Llera se refirió a la presión de las campañas de la izquierda abertzale con la amenaza de ETA como telón. 'Me niego a acostumbrarme a la anormalidad permanente hasta confundirla con la normalidad', dijo. El catedrático recordó que aquel 'miedo como factor político' que Linz mencionó en su obra Conflicto en Euskadi (1986) 'es un problema práctico' que amenaza con 'ahogar' la libertad y dignidad de él mismo y de otros muchos 'en esta casa', en la UPV.

'Pronto volveremos a vernos en América', le dijo a Llera al profesor Linz, que ha desarrollado gran parte de su carrera académica en EE UU. Llera asumirá el curso próximo una cátedra en la Universidad de Georgetown (Washington) ocupada antes por otros profesores de la UPV acosados por ETA y su entorno.

Montero irá el martes al Parlamento vasco a explicar en comisión, a petición del PP y el PSE, por qué la Comisión de Reclamaciones retiró la cátedra a Uriarte atendiendo una queja del reecurso de Letamendia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de febrero de 2002