Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP acudirá a la reunión convocada por Ibarretxe sobre la protección de ediles

El portavoz parlamentario del PP vasco, Leopoldo Barreda, confirmó ayer que su formación acudirá a la reunión convocada el próximo viernes por el lehendakari, Juan José Ibarretxe, para tratar sobre los problemas de seguridad que tienen los ediles en Euskadi por las campañas de ETA y sus grupos de violencia callejera. El secretario general del PP, Javier Arenas, matizó que aún no se había tomado ninguna decisión, mientras que el ministro del Interior, Mariano Rajoy, dijo que su departamento estudiará 'si tiene sentido acudir'.

La decisión de Ibarretxe de convocar a todos los partidos vascos, salvo Batasuna, a los tres diputados generales, al presidente de la Asociación de Municipios Vascos (Eudel) y a los responsables de Interior de ambos gobiernos ha sido considerada como un movimiento de ficha que, aunque 'muy tardío', según coinciden populares y socialistas, puede ayudar a desbloquear la situación insostenible que viven muchos ediles y a poner las bases para que todos los partidos puedan concurrir a los comicios municipales de 2003 en igualdad.

Barreda anunció que acudirán para escuchar las propuestas de Ibarretxe, trasladarle las del PP y, sobre todo, porque, entre otras cosas, 'no hay iniciativas de sobra en esta materia'.

Ilegalización de Batasuna

Estas declaraciones fueron realizadas en los pasillos de la Cámara vasca. Después, en el debate de una proposición no de ley socialista sobre la unidad democrática para 'ganar a ETA', el PP volvió a insistir en que el PNV 'no está por derrotar' a los terroristas. 'Ustedes', dijo Barreda, 'están a otra cosa: en el reencuentro con Batasuna, en buscar espacios de reencuentro profundo con el nacionalismo' en pos de otra tregua 'aunque sea trampa'.

Al final, todos los partidos, menos Batasuna, sólo fueron capaces de aprobar uno de los cuatro puntos de la proposición, el que hacía referencia a una declaración institucional de la Cámara vasca de julio de 2001 en la que genéricamente se apelaba a 'reforzar la actuación conjunta de todos los demócratas para luchar contra el terrorismo y derrotar a ETA'.

En un momento del debate, el líder de Batasuna, Arnaldo Otegi, aventuró por primera vez en público la sospecha de la izquierda abertzale de que las operaciones de ilegalización realizadas por Baltasar Garzón sólo conducen a 'ilegalizar a Batasuna'. Agregó que en la reunión del día 19 del Pacto Antiterrorista, el PP y el PSOE tienen 'como primer punto de orden del día ilegalizar a Batasuna'.

El alcalde de Vitoria, Alfonso Alonso (PP), reclamó a Ibarretxe la presencia de los regidores de las tres capitales en la reunión fundamental porque afecta 'a la vida y a la dignidad' de los ediles, según informa Pedro G. de Viñaspre.

[La Ertzaintza retiró ayer una pancarta colocada en el exterior de la sede social de Batasuna de Beasain (Guipúzcoa), por su presunto contenido ilegal, informó el departamento vasco de Interior, ya que era de la organización juvenil Segi, ilegalizada por Garzón].

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de febrero de 2002