_
_
_
_

Riu se instala en África

La cadena hotelera invierte 300 millones de euros en un nuevo plan de expansión

La cadena hotelera Riu, propiedad de la familia mallorquina que le da nombre y del operador turístico alemán Tui, ha anunciado un nuevo plan de inversión por 300 millones de euros (casi 50.000 millones de pesetas), con el que pretende incorporar una veintena de hoteles entre este año y el que viene. Riu abrirá en nuevos destinos, como Marruecos y Cabo Verde.

Riu facturó el año pasado 697 millones de euros y tiene unas previsiones de 740 millones para este ejercicio, un 6,2% más
La empresa, que tiene a Tui como socio, descarta nuevas alianzas, salir a Bolsa y explotar hoteles que no sean de sol y playa
La cadena inicia su internacionalización en 1991, cuando abre un hotel en República Dominicana. Hoy está presente en 10 países

Cada 10 días, los clientes de los 96 hoteles Riu reciben en su mesa una pequeña encuesta, muy simple de contestar. En varios idiomas, y con dibujos y esquemas, en sólo tres minutos los huéspedes dan cuenta de su grado de satisfacción, sus aficiones y sus preferencias. Las encuestas se envían a la central de Mallorca, y esa misma noche, la dirección general de la cadena conoce si cada establecimiento funciona conforme a las exigencias de calidad exigidas. Según la dirección de la cadena, este sistema, que no es más que la sofisticación de las notas que tomaba a mano don Luis Riu -el alma de la empresa familiar- en su primer establecimiento balear, conforma hoy una de las claves del éxito de la compañía, la calidad.

Riu nació en 1953 en la mallorquina playa de Palma con un hotel de 80 camas y el año pasado ya contaba con 54.319. Inicia su expansión en Baleares, y en 1985 sale del archipiélago mediterráneo y se instala en Canarias. Es el primer salto grande en su expansión. El segundo lo da en 1991, cuando inicia la internacionalización al abrir un hotel en República Dominicana. Hoy está presente en 10 países, a los que se añadirán entre este año y el que viene Marruecos y Cabo Verde.

'Nuestra política', dice Pepe Moreno, director general comercial de la cadena, 'ha sido siempre buscar alternativas a los clásicos destinos. Por eso fuimos a República Dominicana o a México'. Ahora añaden un mercado tremendamente nuevo para los europeos, el de Cabo Verde. En dos años la empresa incorporará una veintena de hoteles, lo que supone un incremento del 20% de la oferta, y estará presente en cuatro nuevos destinos, entendiendo por tal los lugares de sol y playa con aeropuerto cercano. Se trata de Puerto Vallarta (México), Agadir (Marruecos), Chiclana de la Frontera (Cádiz) y Cabo Verde. Además, abrirá establecimientos en distintos lugares de Canarias, República Dominicana y un segundo hotel en Jamaica, un país donde Riu es el único establecimiento hotelero europeo.

Cambio de ciclo

Moreno reconoce que les preocupa el momento que atraviesa el turismo para acometer un plan de expansión de tal calibre, pero confía en que la situación cambie el año que viene. En la cadena recuerdan, además, que cuando el ciclo es más complicado es cuando surgen las mejores oportunidades para invertir, sobre todo en la compra de establecimientos. Siguiendo la política de la empresa, el plan de expansión se financiará, en su mayor parte, con recursos propios. Riu facturó el año pasado 697 millones de euros y tiene unas previsiones de 740 millones para este ejercicio, lo que supone un incremento del 6,2%, y la evolución de los beneficios es del mismo orden.

Las sociedades

La cadena, en realidad, está compuesta por dos sociedades, Riu -51% de la familia y 49% de Tui-, que es la sociedad propietaria de los hoteles, y Riusa II, la sociedad gestora de los mismos, con el capital repartido a medias entre la familia y el operador turístico. La empresa la gestionan Luis y Carmen Riu, tercera generación en un negocio que no piensa, de momento, en nuevas alianzas ni fusiones, ni en salir a Bolsa, ni tampoco en hoteles urbanos. Todos sus establecimientos son de sol y playa.

Los esfuerzos de la compañía se centran en el plan de expansión y en la captación de clientes españoles, una política que empezó hace cuatro años. Entonces, según el portavoz de la empresa, prácticamente la totalidad de los clientes eran extranjeros, con primacía de los alemanes, y hoy los españoles ya suponen el 5%, con un total de 631.142 estancias frente a las 191.917 de 1998.

Junto a la expansión, según su dirección, Riu seguirá centrándose en la atención del cliente, con el objetivo de mantener, o superar, el promedio de repetición, un 45%.

Este año, Riu abrirá siete hoteles e invertirá 36 millones de euros en la remodelación de otros. Cada siete o nueve años, según los destinos, cierra los hoteles españoles y los somete a un fuerte proceso de modernización, y en el Caribe lo hace cada cinco años, al margen de un lavado de cara cada dos. A fecha de hoy, el el 62% de sus hoteles es de cuatro estrellas; un 22%, de tres; un 15% tiene categoría Palace (cuatro estrellas plus), y hay un Grand Palace.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_