Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un senador del PP pagó con fondos públicos gastos del coche de su hija

Una edil popular de Sada denuncia al alcalde por malversación

Santiago de Compostela

El Ayuntamiento de Sada (A Coruña) ha pagado a su alcalde, el senador del PP Ramón Rodríguez Ares, gastos del vehículo privado (gasolina y peajes de autopista) que utiliza una de sus hijas para viajes particulares. Rodríguez Ares también autorizó el abono de facturas presentadas por sus concejales por conceptos como la consumición de licores y cubalibres o sesiones de rayos UVA. Los documentos que avalan estas denuncias han sido presentados en el juzgado por Pilar Ramallo, concejal del PP en Sada, que imputa al senador un delito de malversación de fondos públicos.

Entre en los años 2000 y 2001, Rodríguez Ares, alcalde desde hace 23 años, cobró numerosas facturas por desplazamientos realizados con dos vehículos de su propiedad. El senador disponía de dos tarjetas, con cargo a las cuentas municipales, para pagar el combustible y los peajes de autopista de cada uno de los automóviles. Los extractos de gastos de esas tarjetas, comprobados por este periódico, permiten verificar que en varias ocasiones el alcalde cobró por utilizar ambos vehículos el mismo día y casi a la misma hora.

Según Ramallo, enfrentada al alcalde desde hace meses, uno de esos vehículos lo usa una hija del senador para desplazarse a A Coruña, donde estudia. Gran parte de los gastos de ese automóvil pagados por el Ayuntamiento corresponden, de hecho, a viajes diarios por autopista entre Sada y A Coruña, aunque también hay desplazamientos por Aragón y Cataluña. Algunos de esos gastos fueron realizados en Galicia algunos días en que el alcalde estaba en Madrid, según asegura la denunciante.

Rodríguez Ares negó las acusaciones y señaló que la coincidencia de facturas por gastos de los dos vehículos en la misma fecha y a la misma hora se deben a que, en ocasiones, deja sus coches a funcionarios para realizar gestiones oficiales. El senador dijo también que no recuerda el motivo de un viaje que realizó en noviembre de 1999 a Nueva York, acompañado de otra persona, cuyos gastos fueron abonados por el Ayuntamiento. 'Voy con frecuencia allí para interesarme por los emigrantes del pueblo', declaró. Los pasajes y la estancia costaron a las arcas municipales 404.822 pesetas, además de 333,49 dólares (unas 63.000 pesetas) por gastos extras en el hotel Hilton.

Esos documentos serán entregados por la concejal en el mismo juzgado de Betanzos (A Coruña) donde hace unos días ya denunció a Rodríguez Ares por autorizar con su firma el pago de facturas de otros ediles del PP. Entre esos gastos figura el consumo de copas en bares de distintas partes de España, entradas para espectáculos, sesiones de rayos UVA o compras de cremas solares y otros artículos de cosmética. Según el alcalde, se trata de gastos generados por viajes que organiza la oficina municipal de la juventud.

Ramallo asegura que comunicó hace tiempo a su partido las supuestas irregularidades en la gestión del senador. La concejal llegó a entrevistarse el pasado verano con el presidente de la Xunta, Manuel Fraga, a quien pidió su inclusión en las listas a las últimas elecciones autonómicas. Fraga le envió posteriormente una tarjeta manuscrita, a la que tuvo acceso este periódico, en la que afirma a propósito del alcalde: 'Él y yo nos debemos una lealtad que se mide por años'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de enero de 2002