Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE pide a Buenos Aires que no discrimine al capital extranjero

Los ministros de Economía y Finanzas de la UE adoptaron ayer una declaración en la que destacan la importancia de que el programa económico que diseñe Argentina para salir de la crisis actual se ajuste a los principios de la economía de mercado y evite cualquier tipo de discriminación contra los inversores directos y acreedores extranjeros. El Ecofin considera que ese programa debe ser enérgico, viable y creíble tanto para la propia Argentina como para la comunidad internacional. Desde la Unión Europea se alerta también de las consecuencias de una ley de bancarrota.

Los Quince apoyan el diálogo que están manteniendo las autoridades argentinas con el Fondo Monetario Internacional para sentar las bases del plan económico. El Ecofin también ofrece a Buenos Aires su asistencia técnica para 'el diseño y la aplicación de políticas monetarias cambiarias y financieras'. También se anima al Banco Mundial y al Banco Interamericano de Desarrollo a que examinen las medidas que se van a poner en práctica para aliviar el impacto social de la crisis actual, una cuestión a la que desde Europa se dice que hay que prestar 'especial atención'.

Los quince ministros de Economía de la Unión Europea consideran que el reto inmediato del nuevo Gobierno argentino es 'sentar las bases para un crecimiento económico sólido con una baja inflación', que reduzca precisamente esas tensiones sociales que están protagonizando la crisis.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de enero de 2002