Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los nacionalistas de Baleares piden a Antich que no aplique la 'ecotasa'

Munar apoya la oposición del ministro Matas

Los nacionalistas de Unió Mallorquina (UM) y el ministro de Medio Ambiente y líder del PP de Baleares, Jaume Matas, reclamaron ayer al Gobierno de Baleares, que preside el socialista Francesc Antich, que no aplique a partir del próximo marzo la llamada ecotasa, el impuesto que grava con un euro diario la estancia de turistas para financiar actividades ecológicas. El argumento de Matas y Maria Antònia Munar, presidenta de UM -socia en el Gobierno de Antich- es que 'no se debe perjudicar la economía en situación de crisis'.

El Tribunal Constitucional levantó la semana pasada la suspensión cautelar de la ley de la ecotasa, pero transcurrirán años hasta que se publique la sentencia definitiva sobre el contenido de la norma. Ello no implica que Antich pueda aplicar el nuevo impuesto.

El ministro y dirigente de la oposición en Baleares afirmó que el Ejecutivo regional 'tiene la pelota en su tejado' y que 'ya no tiene coartada, porque todos los activos del Gobierno balear radican en el victimismo y en atribuir las culpas a Madrid'.

El PP balear y los empresarios hoteleros alentaron el recurso de anticonstitucionalidad que el Gobierno de Aznar presentó para suspender la aplicación de la ecotasa. Este frente sumó una aliada política a su estrategia de oposición, la presidenta del Consell de Mallorca, Maria Antònia Munar, que sustenta con sus tres votos el Ejecutivo de mayoría multipartito formado por PSOE-PSM-IU-Els Verds.

Negociación

Munar no descalificó el tributo -cuya ley votó- pero ha solicitado que no se cobre a los turistas de inmediato. Munar y Matas pretenden que se negocie con los hoteleros afectados por el trámite. La presidenta de Unió Mallorquina opina que una medida de este tipo requiere un consenso general entre el poder político y los sectores económicos más afectados por la recesión.

No obstante, Munar ha avanzado que su partido aceptará la decisión del Gobierno balear. Los nacionalistas de Unión Mallorquina deciden con sus votos la balanza parlamentaria de Baleares, pero carecen de margen de maniobra política para bloquear la aplicación del impuesto.

'A la larga no deberían culparnos de los efectos en las islas de una crisis mundial', manifestó Munar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de enero de 2002