Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aznar ofrece a Isabel Tocino una de las vicesecretarías de la OCDE

La ex ministra presenta su currículo y acepta dejar la política nacional

José María Aznar quiere que Isabel Tocino, la ex ministra de Medio Ambiente, ocupe en breve una de las cuatro vicesecretarías generales de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), cargo con sede en París y nunca desempeñado por un español. La ex ministra, que pugnó en 1989 con Aznar para la candidatura del PP a la presidencia del Gobierno, acepta dejar la política nacional.

Tocino ya ha entregado su currículo al Gobierno para que negocie el nombramiento. La OCDE es un organismo internacional al que pertenecen más de 30 países y que estudia y analiza todo tipo de comportamientos sectoriales en las zonas en vías de desarrollo. Su máximo representante tiene categoría de secretario general y le arropan en el siguiente nivel del escalafón cuatro vicesecretarios generales. Uno de estos puestos se ha quedado vacante y debe renovarse este mes.

Fuentes cercanas a la negociación apuntaron que el nombre de la ex ministra había sido valorado por dirigentes políticos de otros países europeos y en la cúpula de la OCDE cuando fue citado por el Gobierno.

Colaboradores de Aznar sondearon expresamente a Tocino durante la tradicional cena de Navidad que los grupos parlamentarios ofrecen al presidente del Gobierno y que en este caso se celebró el pasado 20 de diciembre en un céntrico hotel madrileño. Además de conocer directamente su parecer, le reclamaron específicamente un currículo para poder tramitarlo y enviarlo a la sede central de la OCDE en París.

Tocino remitió su currículo y ahora está a la espera de conocer la respuesta. Aún no ha hablado directamente con Aznar sobre sus posibilidades en esta negociación. En el Ejecutivo sí se quiere aprovechar esta oportunidad para situar a otro dirigente español en un puesto de la máxima responsabilidad a nivel mundial que hasta ahora nunca se había ocupado.

Los vicesecretarios generales de la OCDE perciben un salario mensual (en el que se incluye casa en París) cercano a los 13.500 euros (unos 2.300.000 pesetas).

Tocino, nacida hace 52 años en Santander, casada y con seis hijos, es doctora en Derecho y master en IESE. Lleva en primera fila de la política nacional más de 10 años y 17 en el PP. En 1989, cuando era una de las ocho vicepresidentas de AP, estuvo a punto de ser proclamada por Manuel Fraga como su sustituta al frente de la candidatura para la presidencia del Gobierno. El presidente gallego optó luego por la solución de José María Aznar, presionado por algunos de los dirigentes más importantes de AP que ahora le rodean en el Consejo de Ministros.

Tocino fue durante la primera legislatura del Gobierno de Aznar ministra de Medio Ambiente. Tras las elecciones de 2000, Aznar la relevó y le encomendó la presidencia de la comisión de Asuntos Exteriores en el Congreso de los Diputados. En estos días prepara algunos de los actos importantes que España debe desarrollar con motivo de la presidencia de la Unión Europea.

Fuentes del PP en el Congreso apuntan que Tocino lleva semanas negociando una salida de la política nacional con Aznar y la cúpula del partido porque no se siente suficientemente aprovechada en su responsabilidad como presidenta de la comisión de Exteriores. Señalan, además, que tras la polémica sobre su viaje institucional a China, acompañada de sus hijas, han aumentado sus ganas de alejarse de la vida política nacional.

La ex ministra no quiso ayer ni confirmar ni desmentir su aspiración al nuevo cargo internacional, pero sí ratificó que le habían pedido su currículo. Tocino sí quiso enfatizar que si finalmente se confirma su nominación no tendría nada que ver con una respuesta a las críticas que recibió por viajar con sus hijas y su marido en un desplazamiento institucional a China.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de enero de 2002