Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La presión vecinal obliga a Alonso a cambiar su primer proyecto de centro cívico

El alcalde de Vitoria ha tenido que ceder ante las quejas vecinales y ha modificado sustancialmente su proyecto inicial para la construcción del primer centro cívico de su mandato. Las instalaciones que prevén recoger los servicios sociodeportivos que abandonará el Palacio Europa, que será remodelado y dedicado en exclusiva a la actividad congresual, finalmente se levantarán en dos zonas distintas de la ciudad al rechazar los residentes del barrio de El Pilar su construcción en la plaza de la Constitución.

Alfonso Alonso había propuesto crear cerca del centro Europa, en el norte de la capital alavesa, un equipamiento disociado en dos edificaciones. Una de ellas recogería en un bloque, dos niveles de aparcamiento en el subsuelo, tres alturas dedicadas a centro cívico y los cuatro pisos superiores como residencia de estudiantes. Enfrente de este inmueble y ya en la plaza de la Constitución, planteaba construir un polideportivo semisoterrado, que despertó las quejas vecinales por ocupar un espacio actualmente abierto.

Finalmente, el primer edil vitoriano ha tenido que rectificar y ha optado por trasladar esta segunda infraestructura deportiva a una parcela de casi 9.000 metros cuadrados situada a medio kilómetro de la plaza. Se trata de un centro que contará con dos piscinas, un gimnasio y una pista, y que costará 7,2 millones de euros frente a los 4,2 millones del proyecto anterior al haber incorporado más instalaciones. Estará rodeado de un jardín y juegos infantiles. La iniciativa ha sido consensuada con las asociaciones vecinales de los cuatro barrios más próximos, en los que reside una población de 40.000 personas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de enero de 2002