Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Israel captura un barco con armas supuestamente destinadas a Arafat

La Operación Arca de Noé se produjo a 500 kilómetros de aguas de Israel

En medio de los esfuerzos del enviado especial de Estados Unidos, Anthony Zinni, por lograr un alto el fuego entre israelíes y palestinos, Israel hizo ayer una revelación dramática que considera muestra del 'doble juego' de la Autoridad Palestina. En un operativo secreto llevado a cabo en las aguas del mar Rojo, a 500 kilómetros de las aguas territoriales de Israel, bajo el nombre de Arca de Noé, comandos israelíes lograron interceptar y capturar en la mañana del jueves un barco de grandes dimensiones que transportaba 50 toneladas de armas y municiones supuestamente destinadas a la Autoridad Palestina. (AP). Así lo afirmó el teniente general Shaul Mofaz, comandante en jefe del Ejército israelí.

Mofaz recalcó que la conexión oficial y formal con la AP es indudable y que hasta el capitán del barco Karim A es oficial en la fuerza marítima palestina. La nave, según Mofaz, fue comprada por las autoridades palestinas, y en el contrabando de armas participaron directamente 'altos cargos' de la AP. Sin embargo, la AP desmintió tajantemente toda relación con el barco cargado de armas. Nabil Abu Rudeina, portavoz del presidente palestino, Yasir Arafat, señaló que el Gobierno palestino no tenía nada que ver con el contrabando. 'Se trata de pura propaganda israelí con el objetivo de hacer fracasar la misión de paz del enviado estadounidense Anthony Zinni', dijo Rudeina en un comunicado oficial difundido en la ciudad cisjordana de Ramala.

Fuentes militares israelíes informaron de que la mayoría de las armas procedía de Irán y su destino era la franja de Gaza. En el lote capturado hay 83 cajones repletos de armas, no sólo rifles y balas, sino también cohetes Katiusha, morteros, misiles antitanque, minas y gran cantidad de explosivos. 'Si esto hubiera llegado a las manos a las que estaba destinado, habría aumentado considerablemente la amenaza que pende sobre la ciudadanía israelí. Se han salvado muchas vidas', dijo el jefe del Ejército hebreo.

Apoyo terrorista de Irán

El ministro de Exteriores israelí, Simon Peres, exhortó a la comunidad internacional a declarar a Irán un Estado que apoya al terrorismo, ya que la mayoría de las armas procedía de ese país. 'No pueden continuar con este juego, deben tomar una decisión estratégica sobre si apoyan al terrorismo o están en contra de él', declaró Peres en referencia a la Autoridad Palestina.

La información sobre el barco había sido entregada ya antes a Anthony Zinni, mediador especial norteamericano, que se entrevistó ayer con el primer ministro israelí, Ariel Sharon, y los ministros de Exteriores y Defensa, Simón Peres y Ben Eliezer. Sharon reiteró a Zinni las exigencias de seguridad de Israel y le aclaró, entre otras cosas, que Israel no renunciará a su demanda de que haya 'siete días de calma absoluta' antes de avanzar hacia la implementación del acuerdo de Tenet y el informe Mitchell.

También en su encuentro con Arafat en Ramala, Zinni oyó firmes quejas, pero evidentemente desde otra perspectiva. Arafat destacó la necesidad de que se levanten de inmediato todos los bloqueos que Israel aún mantiene en torno a algunas ciudades palestinas, entre ellas la parte norte de Ramala, en la que está de hecho confinado el propio presidente palestino desde hace semanas, con su oficina en el punto de mira de los tanques israelíes.

Los palestinos condenaron ante el enviado estadounidense las continuas incursiones israelíes en sus territorios autónomos. Ayer por la mañana volvieron a entrar efectivos hebreos en la aldea de Tel, aledaña a Nablus. Esto provocó choques con una célula del grupo integrista Hamás, uno de cuyos miembros fue tiroteado y muerto por los soldados. Varios activistas fueron detenidos. A pesar de ello, Zinni se mostró optimista y dijo que 'se dan las condiciones necesarias para hacer progresos' hacia la consecución de un alto el fuego entre israelíes y palestinos

Según el general Gershon Itzjak, jefe de las fuerzas israelíes en Cisjordania, 'con este operativo, que fue llevado a cabo de urgencia por información del servicio de espionaje, fue frustrado un atentado de grandes dimensiones que se habría cobrado la vida de numerosos civiles israelíes en Cisjordania'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de enero de 2002