Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FALTAN 10 DÍAS

Fuerte aumento del precio del transporte público

Los billetes para coger el metro y autobús se podrán pagar en euros y en pesetas entre el 1 de enero y el 28 de febrero, aunque se emitirán en euros desde el primer día, serán entre un 4% y un 30% más caros y, en algunos casos, los ciudadanos tendrán que pagar la cantidad justa.

El transporte público puede convertirse en un ejemplo del caos que amenaza a la llegada del euro. El conductor de un autobús tendrá que llevar buena cantidad de monedas en euros para devolver el cambio y tendrá que aceptar también pesetas, ya que la divisa nacional seguirá en circulación durante los dos primeros meses del año. Por ello, en algunas ciudades, como Madrid, se exigirá al usuario que lleve preparada la cantidad exacta para pagar su billete durante los primeros días con el objetivo de evitar colas.

En euros, los precios serán más redondos, lo que en la práctica significa que serán más caros. Los ayuntamientos de al menos 16 grandes ciudades españolas han aprobado un redondeo al alza de los precios del autobús urbano para 2002. Se trata de subidas -la media es del 10,9%- muy por encima de la inflación. Tarragona destaca por encima del resto, con un incremento del 33,3%. 'Esta subida va en contra de las recomendaciones y advertencias que el Banco de España y el Gobierno han hecho a los empresarios', indica la Organización de Consumidores y Usuarios. Madrid no se libra: las tarifas del transporte público aumentarán un 7,6%, y hasta un 9,4% el metrobús. Estos precios llegan a triplicar el Índice de Precios al Consumo, indicador de la inflación. En el metro de Bilbao, las subidas serán más modestas: las nuevas tarifas para 2002, anunciadas ayer, incluyen un incremento medio del 3,94%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de diciembre de 2001