Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CUMBRE DE LA UE

El retorno de Giscard

Valèry Giscard D'Estaing puede presumir a sus 75 años de haber pasado por todos los puestos importantes de la política francesa. En el mejor de los casos, su elección como presidente de la Convención es el reconocimiento a una larga carrera política de casi medio siglo y al credo europeísta de este liberal conservador; en el peor, una demostración de la influencia del presidente de Francia, Jacques Chirac, en el Consejo Europeo.

Paradójicamente, quien llegó a ser, a los 36 años, el ministro más joven de la República con la cartera de Finanzas y también uno de los jefes de Estado más jóvenes, ve ahora cómo se cuestiona la conveniencia de su designación por su edad.

Formado en la ENA, la elitista escuela de administración pública por la que pasan muchos políticos franceses, Giscard fue fundador del Partido Republicano y luego de la UDF, que presidió entre 1988 y 1996. En 1974 llega al Elíseo tras derrotar en las urnas al gaullista Jacques Chaban-Delmas. Revoluciona las formas e introduce algunas leyes progresistas, como la del aborto. Su peor revés es la derrota en 1981 ante el socialista Fran-çois Mitterrand en medio de una serie de escándalos, el más importante el regalo de los diamantes del líder centroafricano Bokassa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 16 de diciembre de 2001