Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Junta aboga por la fusión de las cooperativas agroalimentarias

La directora general de Industria y Promoción Agroalimentaria de la Consejería de Agricultura, Teresa Sáez, aboga por el asociacionismo y, en su opinión, en una primera etapa se debería empezar por la fusión de cooperativas. Argumentó que la industria agroalimentaria está muy atomizada y eso limita su modernización. También admitió que la fusión de cooperativas es difícil por su fuerte componente social.

Teresa Sáez adelantó que se han concedido subvenciones para realizar estudios sobre la fusión de cooperativas en el sector cárnico y en el del aceite. 'Es importante que se vea el éxito de esas posibles fusiones de cooperativas para animar al resto a que exploren las posibilidades de alianza', dijo la responsable de Industria y Promoción Agroalimentaria.

También se refirió a la evolución de la industria agroalimentaria andaluza y destacó que el 50% solicitó ayudas para modernización y transformación en los dos últimos años. En 2000, recibieron subvenciones de 6.500 millones de pesetas por una inversión de unos 24.000 millones de pesetas.

Aseguró que se han producido importantes avances en transformación en la industria agroalimentaria andaluza, centrados más que en el crecimiento de la misma en la mejora y modernización de la existente, sobre todo en mataderos y almazaras.

Unos 300 proyectos solicitan de media ayudas al año y el promedio oscila entre 8.000 y 10.000 millones, según la directora de Industria, que pronosticó que en el año 2006 se habrá modernizado el 75% de la industria agroalimentaria andaluza, que se eleva a 6.800 empresas.

Según sus datos, entre 1994 y 1999, la industria agroalimentaria andaluza invirtió 109.700 millones y recibió una subvención de 35.000 millones de pesetas. Teresa Sáez sostuvo que hay sectores con suficiente capacidad de transformación, como el caso de las almazaras, mientras que otros están sujetos a regulación como los mataderos, y en frutas y hortalizas hay un déficit importante en este apartado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 10 de diciembre de 2001