Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Microsoft y el SCH se unen para impulsar Internet en 370 universidades

Bill Gates, que se reunió con Aznar, defiende la tecnología frente a la crisis

Microsoft y el portal Universia, del SCH, han firmado un acuerdo que les abre las puertas de unas 370 universidades latinoamericanas y de los hogares de sus cinco millones de estudiantes. Bill Gates y Emilio Botín, los presidentes de ambas compañías, se comprometieron ayer en Madrid a financiar aulas con acceso a Internet y PC con precios asequibles para universitarios. Gates se reunió también con el presidente Aznar, con quien habló durante una media hora, y comió con unos 600 directivos.

Universia es un ambicioso proyecto en el que el SCH ha invertido 75 millones de euros (unos 12.500 millones de pesetas). Se trata de un portal que, desde hace año y medio, conecta a unos cinco millones de universitarios de 370 centros de España y América Latina. El acuerdo firmado con Microsoft supone la incorporación de la primera compañía de software a esta iniciativa. Aunque ninguna de las partes implicadas ha dado muchos detalles al respecto, ni ha desvelado cuánto dinero invertirán, se trata, básicamente, de poner en marcha aulas con acceso a Internet en cada una de estas universidades, donde Microsoft donará el software mediante una inversión de unos 200 millones de pesetas.

El SCH financiará la compra de ordenadores, también con programas de Microsoft. El acuerdo supone un gran paso para la compañía de Gates, porque le permite entrar en el mundo universitario latino. La universidad, tradicionalmente, se le ha atragantado a Microsoft. Es un mundo controlado por competidores como Apple y Linux.

El acuerdo está auspiciado por Ciencia y Tecnología, aunque el departamento no ha concretado cuál va a ser su actuación, ni cuánto dinero va a invertir en el proyecto, de hacerlo. Anna Birulés, ministra del ramo, se unió a la firma de Gates y Botín frente a una nube de fotógrafos, en el palacio de la Moncloa. Los tres firmaron en presencia del presidente Aznar, que también se reunió con Gates en privado. Ambos hablaron del desarrollo de la sociedad de la información, el español en la Red y la situación del mercado de la tecnología. 'Una experiencia muy enriquecedora', aseguró Aznar.

Después de su paso por Moncloa, Gates desplegó sus dotes de vendedor. El fundador de Microsoft se reunió con un centenar de programadores de software, que son claves para Microsoft porque son quienes escriben programas para su sistema operativo Windows. Gates explicó las novedades que prepara su compañía -como su ordenador de bolsillo Tablet PC-, y repitió su mensaje de los últimos meses: la crisis de las compañías tecnológicas no empaña la importancia de la tecnología, en general, y del software, en particular.

El software es la clave del desarrollo tecnológico, dijo Gates, que comió después con unos 600 directivos reunidos por la APD (Asociación para el Progreso de la Dirección). Allí repitió el mensaje. 'El software dirige la década digital. Es el elemento central de la tecnología, como dijimos hace 25 años [fundación de Microsoft]. Afortunadamente, acertamos'. Posteriormente, se entrevistó durante más de una hora con el consejero delegado de PRISA, Juan Luis Cebrián.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de diciembre de 2001