Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España advierte a EE UU de que no extraditará a miembros de Al Qaeda

La pena de muerte y los tribunales marciales autorizados por Bush dificultarían la entrega, según ha manifestado la fiscalía al FBI

Los dos coordinadores para asuntos de terrorismo islámico de la Fiscalía de la Audiencia Nacional, Pedro Rubira y Jesús Alonso, se han reunido recientemente con representantes del FBI y con personal de la Embajada estadounidense en Madrid, a los que han informado sobre la investigación de la célula terrorista de Al Qaeda, que dirige Osama Bin Laden, desarticulada en España.

Informalmente, los fiscales españoles advirtieron a los agentes federales norteamericanos de las dificultades que encontraría en España una eventual petición de extradición de los terroristas islámicos. Principalmente las trabas serían de dos tipos: la aplicación de la pena de muerte en Estados Unidos y la naturaleza especial de los procesos.

Efectivamente, si la justicia de Estados Unidos solicitase la extradición de alguno o de todos los detenidos la pasada semana por su vinculación con Al Qaeda y que el juez Baltasar Garzón relaciona con los atentados del 11 de septiembre contra las Torres Gemelas, tendría que aceptar las condiciones impuestas por los tribunales españoles.

Estas condiciones, atendiendo a la legislación española, serían que no se podría aplicar la pena de muerte y que la cadena perpetua no podría exceder de 30 años de prisión. Eso en cuanto a la pena a imponer, pero además no podrían ser juzgados por tribunales militares, ni especiales, ni secretos, ni por juicio sumarísimo, como recientemente ha autorizado para los casos de terrorismo el presidente estadounidense, George Bush.

Los juicios tendrían que ser públicos y con contradicción entre las partes. Si Estados Unidos aceptase esas condiciones, la justicia española no tendría inconveniente en entregar a los presuntos miembros de la red Al Qaeda.

Las reuniones de coordinación e información entre los investigadores españoles y estadounidenses serán periódicas a partir de ahora.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de noviembre de 2001