Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La exposición-subasta del Comité Antisida consigue la solidaridad de 92 artistas

Un grupo de 10 voluntarios monta una de las principales citas andaluzas de la temporada

Nadie se explica cómo un grupo de voluntarios consigue, por cuarta vez, que los grandes del arte contemporáneo español regalen su obra, aunque sea 'por una buena causa', a una pequeña organización sevillana para que la exponga y, después, la subaste. El milagro lo consigue un equipo de diez personas entre jóvenes artistas, maestros y psicólogos, coordinados desde la primera exposición en 1995 por un médico, Marcelino García.

En la larga lista de artistas, 92 de toda España, figuran José María Sicilia, José Manuel Broto, Carmen Calvo, Alberto García Alix o Soledad Sevilla, ninguno de ellos andaluces. A éstos se suman un nutrido grupo de andaluces, también con proyección internacional, como Guillermo Pérez Villalta, Luis Gordillo, Federico Guzmán, Patricio Cabrera, Juan Lacomba, Nuria Carrasco o Pedro G. Romero. La exposición, que se organiza cada dos años y se titula Solidarios 2001, se inaugurará el día 20 en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo de Sevilla.

Una muestra trampolín

El Comité Ciudadano Antisida subasta las obras para sufragar parte de su funcionamiento en el que se presta apoyo social y psicológico a personas con sida. La exposición, que se ha convertido en uno de los acontecimientos culturales más esperados por la comunidad artística, ha servido a los más jóvenes como trampolín.

'La primera vez que nos dirigimos a los artistas para pedirles una obra, la mayoría apoyó la idea pero tenían miedo de que fuese algo así como un rastrillo. Aunque no somos profesionales, desde el principio hemos implicado a mucha gente que sí lo es y hemos trabajado con un criterio de calidad para los montajes y la producción de cada exposición', comenta Marcelino García, un epidemiólogo asturiano que trabaja en la Consejería de Salud y que colabora con el comité desde 1993. Su capacidad de convicción y la buena voluntad de la gente hace que consiga, siempre gratis, desde un texto de José Saramago hasta que un restaurante sevillano, Casa Robles, sirva la copa el día de la inauguración.

'Artistas y galeristas colaboran un año tras otro porque mantenemos claridad administrativa. Todos reciben información sobre la persona que adquiere su obra y el precio y, en caso de que no se venda, se devuelve a su propietario', comenta el doctor García.

La subasta, que se celebrará el 4 de diciembre en el hotel Inglaterra, saca las 92 obras donadas, entre pinturas, fotografías, esculturas, vídeos y objetos, por un 50% de su valor en el mercado. Los precios oscilan entre las 40.000 pesetas, por las que sale la obra de Jesús Marín Clavijo, hasta las 850.000 pesetas de la flor de cera que ha regalado Sicilia. La mayoría están entre las 100.000 y las 200.000 pesetas. Entre los más jóvenes que han donado obra y además trabajan en el montaje están Miki Leal, Juan del Junco, Manuel Bautista o Fer Clemente. Todos, desde el fotógrafo que reproduce las obras para el catálogo, Claudio del Campo, hasta el galerista que supervisa el montaje, Rafael Ortiz, lo hacen por amor al arte.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de noviembre de 2001