Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía española desarticula una célula ligada a Bin Laden

La mayoría de los arrestados fueron combatientes islámicos en Afganistán y Bosnia

Once personas, en su mayoría españolas, aunque de origen árabe, fueron detenidas ayer en Madrid y Granada por la policía en el transcurso de una operación que supone la desarticulación de una infraestructura terrorista presuntamente vinculada a Al Qaeda (La Base), la organización de Osama Bin Laden, el multimillonario saudí principal sospechoso de los atentados terroristas de Nueva York y Washington, según informó ayer el vicepresidente primero del Gobierno y ministro del Interior, Mariano Rajoy. La operación es consecuencia de investigaciones iniciadas en 1996 y fue ordenada por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón.

El español de origen sirio Imaz Edin Barakat Yarbas, Abu Dahdah, era el jefe del grupo y está considerado como el representante en España de la organización de Bin Laden. Sus principales actividades consistían en captar a jóvenes radicales islámicos, que enviaba a campos de entrenamiento de terroristas tanto en Afganistán como en Indonesia y Malaisia. Algunos de ellos han combatido en Bosnia, Chechenia y Afganistán.

Al mismo tiempo, los detenidos recaudaban fondos para financiar los movimientos muyahidin, en muchas ocasiones mediante tarjetas de crédito previamente sustraídas. La organización proporcionaba documentos de identidad falsos y apoyo e infraestructura a aquellos compañeros que los necesitaban. También realizaban campañas de captación en las inmediaciones de las mezquitas, aunque sin el consentimiento de las autoridades religiosas.

Contactos

El jefe del grupo, Abu Dahdah, al parecer se entrevistó dos veces con Bin Laden y mantenía numerosos contactos con destacados extremistas islámicos en Europa, como el líder religioso Abu Qutada, que vive en Londres, o Abu Ilyas, residente en Alemania, y cuyas cuentas han sido bloqueadas recientemente como consecuencia de su presunta vinculación con los círculos financieros de Bin Laden.

En Afganistán, sus principales contactos eran Anwar Adnan Mohamed Salah, Cheij Salah, y Mustafá Setmarian Nasar, Abu Musab, responsables de campos de entrenamiento de terroristas. Los dos estuvieron en España codirigiendo con Dahdah todas las operaciones. El primero forma parte de la cúspide política en Al Qaeda, mientras que el segundo ha sido responsable de muyahidines en Bosnia.

Los detenidos, además de Dahdah, son Luis José Galán González, Yusuf Galán; Jasem Mahboule, Abu Mohamad; Bassan Dalati Satut, Abu Abdo; Mohamed Ghaleb Kalaje Zouaydi, Abu Talha; Osama Darra, Abu Thabet y Abu Bashir; Mohamed Needl Acaid, Nidal; Said Chedadi; Ahmad Raghad Mardini Dakichly, Abu Amer, y Mohamed Arabi Shehimi, detenidos en Madrid. Mohamed Zaher Asade fue detenido en Granada.Les fue incautado diverso material, como documentos, propaganda, vídeos y armas del calibre 22. El viernes próximo pasarán a disposición judicial.

El ministro del Interior indicó que los resultados de la operación habían sido notificados a otros países europeos por si allí se pudieran descubrir conexiones con los detenidos. El presidente del Gobierno, José María Aznar, también aludió a las detenciones y dijo: 'Todos los países tenemos que estar preparados, porque todos podemos ser objetivo de atentados, y en todos los países hay células dormidas' de organizaciones con capacidad de preparar atentados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de noviembre de 2001