Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los expertos apuestan por los fármacos anti rechazo 'a la carta' en los trasplantes

Finaliza en Bilbao el congreso nacional sobre intervenciones hepáticas

La importancia de los servicios de apoyo, la mayor edad de los donantes, nuevas técnicas quirúrgicas y la mejora que supone un tratamiento médico inmunosupresor (contra el rechazo) personalizado han sido los de los aspectos más destacados que se han analizado en la 13ª Reunión Nacional de Trasplante Hepático, que se clausuró en Bilbao el pasado viernes. 'Nada de esto sería posible sin el paso fundamental: la donación de órganos', aseguró Pilar Elorrieta, coordinadora de traspalantes del Hospital de Cruces.

Más de 400 profesionales de la medicina nacionales e internacionales se han reunido en el Palcio Euskalduna de Bilbao para tratar de los avances en los trasplantes hepáticos. Entre las conclusiones del congreso, ya clausurado, destaca la experiencia del experto R. W. Busuttil, de la universidad de Los Ángeles quien disertó sobre adaptar la inmunosupresión a cada paciente, una medicación a medida que está dando excelentes resultados.

El increíble avance, gracias a los inmunosupresores, en evitar el rechazo a un nuevo órgano ya fue señalado en la presentación del congreso por los responsables del Hospital de Cruces, organizadores del evento. 'En diez años hemos pasado de un rechazo de más del 70% de los casos a una supervivencia del 95% a los tres años de la intervención y del 85% a los cinco', indicó Pilar Elorrieta, enfermera y coordinadora de trasplantes de Cruces.

Este hospital es único centro para toda Euskadi que realiza trasplantes hepáticos y renales. Álava y Guipúzcoa no disponen de este servicio, aunque sí existen centros hospitalarios extractores de órganos. 'Para otras intervenciones, que no sean hígado o riñones, derivamos a los pacientes a otros hospitales españoles, especialmente al de Valdecilla, en Cantabria, por proximidad geográfica', apunta Elorrieta.

La incidencia de la necesidad de trasplante de un órgano u otro es la misma en toda España. 'Va en proporción al número de habitantes. Lo que sí varían son los porcentajes en cuanto a la causa de la enfermedad. Por ejemplo, aquí en Euskadi la causa mayor es el alcohol', afirma.

Elorrieta quiere hacer hincapié en la donación, el primer y fundamental paso para cualquier trasplante. 'En el País Vasco hay un alto grado de concienciación. De cada 10 posibles donantes sólo una familia dice que no. En el resto de España, las negativas están en torno a 3 de cada 10'. En 2000 se realizaron en Euskadi 105 donaciones, lo que da una tasa de 50,2% de donantes por millón de población. Ese año, Cruces hizo 129 trasplantes renales y 63 hepáticos.

'Hay que insistir en la donación porque sigue habiendo gente que muere en lista de espera, del 7 al 10% de los pacientes', explica Elorrieta. 'Hace unos años la mayoría de los donantes provenía de accidentes de tráfico, pero en ahora éstos han disminuido y han aumentado los accidentes cerebro vasculares, las hemorragias cerebrales espontáneas. Quizá debido al tipo de vida actual, más estresado, y por la alimentación'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de octubre de 2001