Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ESCÁNDALO FINANCIERO

El director del HSBC ocultó al Congreso un préstamo a una empresa de Rato

Muinmo cerró 1999 con unas deudas de 545 millones y unas pérdidas de 129 millones

Muinmo, la sociedad del vicepresidente Rodrigo Rato y de sus dos hermanos, Ramón y María de los Ángeles, que posee siete emisoras de radio, tiene menos de dos años para devolver el crédito que le otorgó el HSBC en diciembre de 2000 por 525 millones de pesetas. El año pasado, la empresa sólo generó 130 millones, según su director general, Miguel Ángel Montero. Muinmo tiene que devolver, con los intereses, casi 600 millones en dos años cuando en ese tiempo sólo ingresaría algo más de 200. La única garantía para la devolución, según Montero, son los activos de la empresa: 700 millones en 1999, y una deuda de 545 millones.

El crédito lo otorgó el HSBC España, el banco cuya colaboración con Gescartera para la creación de una sociedad de inversión colectiva en Luxemburgo, nunca consumada, salvó a la agencia de Antonio Camacho de ser intervenida por la Comisión Nacional del Mercado de Valores en abril de 1999. La matriz del banco, en Londres, declinó opinar sobre esta operación financiera y se remitió a los dirigentes del banco en Madrid. Éstos también rechazaron explicar los pormenores del crédito amparándose en la confidencialidad de los datos de sus clientes.

El contrato del préstamo lo firmó José de la Rosa Alemany, administrador de Muinmo y cuñado del vicepresidente Rodrigo Rato. La operación fue registrada ante el notario de Madrid López Garayo. El director general de Muinmo, Miguel Ängel Montero, explicó ayer a este diario que el crédito tenía como objetivo cubrir 'inversiones destinadas en su mayoría al sector de la radio, aunque no sólo'. Muinmo, según Montero, también tiene intereses en el sector servicios, la informática, los viajes y el negocio inmobiliario. Según Montero, con la rentabilidad obtenida por las inversiones del crédito, sería posible devolver el dinero al HSBC. Además, como todo préstamo, señala Montero, 'se puede renegociar al vencimiento'.

Los activos de Muinmo descansan en la propiedad de siete emisoras de radio en Madrid y Baleares. Un año antes de que el HSBC le concediera el crédito, Muinmo reflejaba en sus cuentas unas pérdidas de 129 millones de pesetas con un endeudamiento a corto y largo plazo de 545 millones. Las deudas superaban largamente los fondos propios declarados ese año: 180 millones.

La empresa registró pérdidas de siete millones en 1996 y ganó 12 y 10 millones en 1997 y 1998, respectivamente. Al cierre del ejercicio de 1999, la firma debía amortizar los siguientes créditos: uno de 25 millones concedido en 1998 que debía pagar antes de febrero de 2000; uno de 100 millones de Ibercaja que debía devolver antes de diciembre de 2001 y que le fue otorgado en 1998; otro de 3, 4 millones que le fue concedido en 1999 por Caja de Ahorros de Baleares y uno de 1,4 millones otorgado en 1998.

El registro de la sociedad valoraba en 77 millones de pesetas las concesiones administrativas de cuatro de sus siete emisoras de radio en Getafe (Madrid), Palma de Mallorca, Inca y Manacor. acreedores a corto plazo se habían multiplicado por tres entre 1998 y 1999: habían pasado de 131 millones a 401 millones. A largo plazo debía 143 millones. Y los apenas 10 millones de beneficios de 1998 se convirtieron en 129 millones de pérdidas en 1999.

Entre las operaciones financieras de Muinmo en 1999 figura la compra de 263.000 acciones de Viajes Ibermar (propiedad de la familia Rato) por un importe de 394 millones. El capital social de Muinmo en 1999 era de sólo cinco millones, el mismo que registró en 1992, dividido en 1.000 participaciones, que recayeron en un 100% en Rueda de Emisoras Rato, de la que el ministro de Economía poseía un tercio y el resto se lo repartían sus hermanos.

Apenas tres meses después de conseguir el crédito de 525 millones del HSBC, la sociedad Rueda de Emisoras, propietaria del 100% de las acciones de Muinmo, se disolvió y transmitió su patrimonio a Muinmo el 31 de marzo de 2001. La Rueda de Emisoras Rato vendió en 1990 a la ONCE 63 de las 68 emisoras que poseía en toda España por 5.400 millones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de octubre de 2001