Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alonso desiste de construir el parque temático medioambiental en Vitoria

Fracasó al buscar inversores y encargó un informe, que es desfavorable

Sin haber nacido, ya lo bautizaron como Biópolis. Le pusieron incluso apellido: 23.700 millones de pesetas de inversión. El parque temático de medio ambiente de Vitoria debía contar con un gran parque de atracciones, además de un área educativa y una zona -el verdadero negocio- de uso residencial, cuyos ingresos se pensaban destinar a financiar parte del parque.

El proyecto comenzó con José Ángel Cuerda (PNV) como alcalde. Alfonso Alonso (PP), al relevarle, asumió la idea y la desarrolló. Pero ha chocado con lo más importante. Ha fracasado en la búsqueda de un inversor que financie el proyecto. Ahora, ha encargado un nuevo informe de viabilidad (ya contaba con uno, favorable), que es pesimista sobre las posibilidades del proyecto.

El alcalde, aunque ha llevado en persona las gestiones (con el BBVA y el BSCH, ambas fracasadas), delegó ayer en su concejal de Hacienda, recién ascendido a tercer teniente de alcalde, para comunicar que el Ayuntamiento ha desistido de seguir adelante con el proyecto. 'El parque temático ideado por Cuerda', explicó Javier Maroto, 'es inviable, no hay posibilidad de llevarlo a cabo, no hay nadie en Europa que lo haga, no es posible'. Maroto quiso relatar el desarrollo del proyecto a los grupos políticos, pero no le dejaron por la forma en que ha gestionado el asunto. Sobre todo por la falta de información en estos dos años de legislatura.

El proyecto arrancó en 1998, cuando el gobierno municipal de Cuerda encargó un estudio de viabilidad. Éste se presentó públicamente el 26 de mayo de 1999 y en él se aseguraba que el parque temático es posible y viable. Aquel día José Antonio Pizarro (Unidad Alavesa), concejal de Medio Ambiente y teniente de alcalde, dijo: 'No tomar una decisión durante este año, en 1999, sería lo mismo que dejarlo aparcado para siempre'. Pizarro, que tras el relevo de Alonso por Cuerda continúa en el mismo cargo, tuvo razón. Llegó el PP a la alcaldía y dilató las decisiones. Pidió más concreción al estudio de viabilidad, y las consultoras Xabide y PriceWaterhouseCoopers así lo hicieron en 2000. Detallaron que podían construirse 1.384 viviendas, con cuyos ingresos podría sufragarse parte de la inversión inicial, unos 23.700 millones. También eligieron ubicación: la zona de Araca, ocupando una parte de los terrenos de la base militar. Alonso, que nunca llegó a informar del proyecto públicamente, incluso inició negociaciones con el Ministerio de Defensa.

El alcalde intentó captar inversores privados, pero no logró convencer a ninguno. Uno de ellos, el BSCH, le puso en contacto con una consultora británica, Locum Destination Consulting, que realizó un nuevo plan de viabilidad. Algunos partidos de la oposición sugieren que el informe se hizo 'a medida'. El caso es que esta vez se desaconsejaba construir el parque. El estudio aporta dos razones. La primera, el terrorismo. 'Hay operadores que nos han dicho que el País Vasco es igual que Irlanda del Norte', aseguró ayer Maroto. La otra, que el mercado potencial de Vitoria y sus alrededores es 'demasiado pequeño'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de octubre de 2001