Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Peregrinar al hospital de La Ribera

Sanidad desvía algunos enfermos crónicos de Alicante al hospital privado de Alzira

Decenas de personas de las comarcas de Alicante peregrinan diariamente por las vías comarcales que conducen hasta hospital de Alzira (La Ribera Alta). No son devotos en busca de bendición. Son enfermos crónicos, la mayoría procedentes de poblaciones costeras alicantinas, forzados a combatir su enfermedad en un hospital 'desconocido' fuera de su provincia.

Estos pacientes derivados al hospital de La Ribera, de gestión privada, no sólo denuncian las molestias originadas por un largo desplazamiento hasta el centro hospitalario, sino el tiempo empleado para hacerse 'una simple radiografía'.

Sindicatos y partidos de la oposición advierten de que el desvío de pacientes desde otras áreas al hospital de Alzira está 'auspiciado' desde el Partido Popular para amortizar la inversión realizada en centro, creado en 1999 como una concesión a una empresa privada.

Los pacientes consideran 'ilógico' recorrer 120 kilómetros para realizar pruebas médicas

A un vecino de Benidorm, J. H. M, le detectaron hace unos meses cáncer de próstata. A partir del 19 de septiembre deberá recorrer, durante 6 semanas, los 120 kilómetros que separan Benidorm de Alzira para someterse a sesiones de radioterapia. El enfermo no entiende el motivo de esta 'cruzada', y asegura que el hospital de San Juan, a tan sólo 30 kilómetros de su casa,tiene esta especialidad. '¿Por qué debo dejarme la poca energía que tengo en la carretera, pudiendo tratarme cerca de casa?', se pregunta el afectado. La primera vez que J. H. M visitó el hospital de La Ribera fue el pasado 4 de septiembre. La excursión 'maratoniana', de 12 horas de duración, con salida en ambulancia desde Benidorm le llevó al borde de un ataque de nervios. 'La ambulancia nos recogió en casa a las 9 de la mañana, pero a mitad de camino se estropeó. Dos horas tuve que esperar en la carretera hasta que otra unidad que iba hacia Valencia, nos recogió'. El enfermo llegó alrededor del mediodía, casi cuatro horas después de la cita con el especialista. 'A pesar del retraso, tuve suerte y me atendieron', confiesa. El regreso a casa, en opinión del paciente, no fue menos estresante. 'Esperamos cerca de dos horas hasta que encontramos una ambulancia que se dirigía en nuestra dirección'. El enfermo crónico, que no está dispuesto a repetir la misma aventura, llegó a su casa a las 21 horas.

El secretario general de la Federación de Sanidad de CC. OO, Jesús Romero, tiene claro que el desvío sistemático de pacientes al hospital de La Ribera obedece a un 'interés económico del propio centro, gestionado por empresas privadas. Cada servicio que realizan, derivados de otros hospitales, es una inyección para mejorar sus resultados deficitarios'.

En este sentido, la diputada autonómica del PSPV, María José Mendoza, denuncia que las remisiones 'no justificadas' de otras áreas se han incrementado 'notablemente'. En la última respuesta parlamentaria del consejero de Sanidad a la diputada, con fecha de 10 de julio, queda reflejado que el hospital de referencia para cualquier paciente debe ser 'el más cercano o el más adecuado desde el punto de vista funcional'. En esta respuesta, el consejero Serafín Castellano recalcaba el derecho que posee todo ciudadano 'a la libre elección de especialista y de centro'.

A pesar de estas manifestaciones, decenas de pacientes ven 'vulnerado' su derecho a tener un servicio sanitario en el hospital más cercano a su residencia. Es el caso de M.L.E, enferma de corazón. La paciente ha remitido una queja al hospital de Dénia 'al considerar innecesario un traslado al hospital de La Ribera para que me realicen una simple radiografía'. Fuentes de este centro médico argumentaron que 'una ruptura en el aparato de rayos' fue el motivo de esta situación, y que el hospital de Alzira es el 'centro de referencia' para toda la Marina Alta. Sin embargo, la paciente considera 'ilógico e innecesario' un traslado de 100 kilómetros para realizar una prueba tan sencilla, y se opone al desplazamiento, cuyos gastos tendría que asumir personalmente. 'Sanidad parece ignorar el estado delicado de cualquier enfermo, y en particular si es un enfermo crónico. No quiero exponerme a hacer un viaje tan largo y tan mal comunicado, cuando siempre me han realizado las pruebas en mi provincia', concluye. M. L. E, ante la indiferencia que la Administración ha mostrado frente a su queja, afirma que acudirá a una clínica privada para recibir este servicio. 'Es la mejor solución en mi caso, al menos la más cómoda. Así ahorraré energía, tiempo y el dinero del transporte'.

En esta línea, la diputada socialista advierte de que la consejería ha remitido 'numerosos pacientes' para someterse a radioterapia en clínicas privadas fuera de concierto. 'En concreto, en la provincia de Alicante, los pacientes han sido enviados a la clínica de El Perpétuo Socorro o al hospital privado de Torrevieja, que está aceptando a pacientes de la especialidad de oncologóa', informa. El hospital de la Ribera no se estableció como centro de referencia. 'Sin embargo, en los dos últimos años hay una incontrolada transferencia de pacientes de hospitales comarcales como el de Xàtiva, Dénia o La Vila Joiosa a este centro'. Este hospital está abriendo más especialidades para atender al máximo número de pacientes foráneos. 'No hay que olvidar que detrás de este hospital hay una unión de empresas privadas a las que les reporta mayores beneficios atender a una persona derivada de otro hospital (servicio que factura a Sanidad) que a un residente de Alzira', declara Mendoza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 16 de septiembre de 2001