Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Australia rechaza otros 200 inmigrantes de un barco indonesio

El pasaje fue trasladado al buque en el que se encuentran los 400 refugiados del 'Tampa'

El Gobierno australiano interceptó ayer un nuevo barco cargado de refugiados procedente de Indonesia. En él viajaban 200 personas de las que se desconoce la nacionalidad. El pasaje fue trasladado a bordo del buque militar Maroona, el mismo en el que viajan los 433 inmigrantes del Tampa hacia Nueva Zelanda y Nauru. Sin embargo, estos dos países no han confirmado que vayan a aceptar más refugiados de los que se comprometieron durante la crisis del Tampa.

Una embarcación indonesia trasladaba a los inmigrantes hacia la isla de Ashmore, territorio australiano, cuando fueron interceptados por dos navíos de este país. Según informó el primer ministro australiano, John Howard, su Gobierno había recibido el aviso de Indonesia, aunque con la condición de que no fueran interceptados en sus aguas. Finalmente, el barco fue detenido en aguas internacionales, por lo que sus 200 pasajeros 'no tienen derecho a pedir asilo en Australia', dejó claro Howard.

El primer ministro manifestó que la primera reacción de los abordados 'fue agresiva, pero el Warramunga y el Newcastle [los navíos que llevaron a cabo la detención] controlaron la situación y proveyeron de alimentos y mantas a las personas a bordo'.

El grupo fue trasladado al buque de guerra Maroona, en el que viajan los 433 inmigrantes afganos interceptados el mes pasado cuando viajaban hacia la isla de Navidad en el Tampa, el buque noruego que los salvó de un naufragio frente a la costa indonesia. La situación del Tampa, un carguero comercial con capacidad para alojar una treintena de personas, que estuvo retenido ocho días frente a la costa australiana y a cuyo pasaje Australia se negó a acoger como refugiados, provocó un debate internacional sobre la actitud del Gobierno de John Howard. A las críticas se sumó ayer Kofi Annan, secretario general de la ONU, quien manifestó que la solución dada por Howard a la crisis 'no era la ideal'.

A diferencia de los afganos, que Nueva Zelanda y Nauru han aceptado acoger, el nuevo grupo de 200 refigiados, cuya nacionalidad aún no ha sido revelada, carece de un destino. El portavoz del ministro australiano de Inmigración, Philip Ruddock, informó a Efe de que el destino de los nuevos inmigrantes 'se conocerá el próximo lunes'. El Gobierno de Nauru indicó que no ha sido informado de cambio alguno en los planes acordados sobre los refugiados del Tampa, mientras que la primera ministra neozelandesa, Helen Clark, subrayó que su país 'aceptará a los 150 inmigrantes del barco noruego, pero a ninguno más'.

Ante la situación que se le presenta a Australia con la crisis del Tampa y el nuevo grupo interceptado, Howard dijo que su Gobierno presentará la semana próxima un proyecto de ley para modificar la normas de inmigración de las islas de Navidad y Ashmore y endurecer las condiciones de asilo.

Reunión sobre inmigración

Australia también ha tratado de que Indonesia asuma en este asunto sus responsabilidades, dado que la mayoría de los inmigrantes que se dirigen a territorio australiano (la mayoría de Afganistán y Oriente Próximo) pasan por allí o es la mafia indonesia la que les conduce, según Canberra. Durante dos días, jueves y viernes, ministros de ambos países se han reunido en Yakarta para tratar el tema. La reunión concluyó sin avances sustanciosos. Australia colaborará financieramente en la mejora de los centros de detención indonesios e Indonesia establecerá o endurecerá la legislación para acabar con la inmigración ilegal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de septiembre de 2001