Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MIRA NAIR | DIRECTORA DE CINE

"Mi película refleja la realidad mestiza de India"

Casada con un musulmán, con residencias en Kuala Lumpur, en Estados Unidos y en India, Mira Nair (Bhubaneshwar, 1957) se ha hecho un hueco en el panorama cinematográfico internacional con apenas un puñado de filmes, entre ellos el aclamado Salaam Bombay. Su nuevo filme, Monsoon wedding, galardonado con el León de Oro en Venecia, ha provocado división de opiniones, amores incondicionales por su vitalidad y belleza, y críticas muy duras por el conservadurismo que, a juicio de sus detractores, destila esta historia de una boda concertada entre dos jóvenes de clase media india de nuestros días.

Nair insiste, en una entrevista concedida durante su estancia en Venecia, en precisar que la película es un homenaje incondicional a su familia; y a la comunidad del Punjab, la región de donde procede. "Mi película no es la historia de una boda de ricos en India. Es mucho más, porque está presente, a través de esa ceremonia y de esas familias, todo el tejido social del país, las clases más pobres y las emergentes". Nair niega que el filme ofrezca una imagen idílica de la sociedad india, de una clase media que habla inglés y se pliega encantada a las modas extranjeras.

"Mi película es completamente real. La clase media india recibe una educación en inglés y aprende también indi. La generación de mis padres habla punjabi; nosotros no lo hablamos, pero si la abuela se dirige a ti en ese idioma, uno puede contestarla correctamente. Y luego hay ese inglés particular que es un inglés con mucho de indi, que ha dado grandes escritores indios, como Salman Rushdie. Esto es así desde hace mucho tiempo, no es nada nuevo, sólo que no sale en las películas. Pero yo he querido captar esta realidad mestiza, esa mezcla, en mi película".

Nair niega que exista una ruptura de estilo con su película hasta ahora más famosa, Salaam Bombay. "Era una película filmada en la calle, porque ésa era la historia que quería contar. En Boda en el monzón quería hacer una película muy próxima a mí, a mi casa, a mi comunidad Punjabi, famosa por su enorme vitalidad".

La película de Nair exuda un erotismo suave, pero se aleja de la tónica de la Mostra porque no hay en ella escenas de sexo explícito, quién sabe si por razones de mercado interno. "Digamos que hay un aliento erótico en todo el filme porque es un aspecto esencial en India. El Kamasutra dice que hay que vivir la vida con todos los sentidos. No se trata sólo de sexualidad, de contactos directos, sino de una atmósfera que casi se puede oler, una atmósfera de sensualidad que está presente en las flores y, sobre todo, en la lluvia".

La impresión externa es que India vive también amenazada por el fundamentalismo religioso. "Eso es cierto también. Estamos asistiendo a un enorme aumento del fundamentalismo promovido por el Gobierno. Muchos jóvenes viven divididos entre la modernidad y las tradiciones. Pero nuestra cultura está extraordinariamente bien dotada para tomar cosas de otras culturas y asimilarlas. Ahora les hemos abierto las puertas a los americanos como antes se las abrimos a los británicos. Lo combinamos todo hasta crear algo auténticamente indio. Seguramente, ésa es la razón de la supervivencia de nuestra cultura".

Monsoon wedding presenta el matrimonio arreglado entre familias como un hecho positivo, lo que no deja de ser sorprendente viniendo de una mujer independiente y moderna como Mira Nair. La directora no está de acuerdo. "No hay ninguna toma de posición respecto a ese matrimonio. No hago películas educativas", dice. "Me limito a reflejar lo que ocurre en nuestra sociedad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de septiembre de 2001