Nace el 'Inem regional', que da capacidad de gestión a los agentes sociales

El Servicio Regional de Empleo se pondrá en marcha a principios del próximo año

Acabar con los parados de larga duración. Ése es, según el consejero de Economía, Luis Blázquez, el principal objetivo del recién creado Servicio Regional de Empleo (SRE), a cuyo nacimiento oficial acudieron ayer, además de Blázquez, los sindicatos UGT y CC OO, y la patronal CEIM. Todos coincidieron en alabar 'las bondades' de este servicio, que asumirá las competencias en materia de empleo que poseía el Inem y que sólo deja en manos de éste el pago de las prestaciones sociales. El SRE no se pondrá en marcha hasta principios del próximo año.

Las transferencias del Inem (Instituto Nacional de Empleo) a la Comunidad de Madrid se hicieron efectivas en enero del pasado año. Desde entonces, tanto el Gobierno regional como sindicatos y patronal se han sentado a la mesa para negociar la ley que da vida al Servicio Regional de Empleo (SRE). La normativa, finalmente, se aprobó por unanimidad en el pleno de la Asamblea el pasado junio.

'Es un logro de todos', dijo ayer Maru Menéndez, representante del sindicato UGT en el Consejo de Administración del SRE. El principal objetivo de este servicio, según explicó el titular de Economía, Luis Blázquez, es 'acabar, antes del final de la legislatura [2003], con el paro de larga duración [personas que llevan más de un año buscando empleo]'. En la región hay 170.000 parados registrados en el Inem y 230.000 según la Encuesta de Población Activa (EPA).

El Servicio Regional de Empleo asume todas las competencias laborales que poseía el Inem. Éste se encargará sólo del pago por subsidio de desempleo, según afirmó el consejero. 'El madrileño ya se está inscribiendo en las oficinas que eran antes Inem y que ahora también son del Servicio', indicó Blázquez, quien aclaró que ambos organismos funcionarán de forma conjunta.

El SRE contará con un presidente (el titular de Economía), un gerente (el director general de Empleo), dos directores de área y un Consejo de Administración. Éste último, que tendrá máxima capacidad decisoria, está integrado por ocho representantes de la Comunidad, cuatro de los sindicatos y otros cuatro de la patronal.

En el Servicio Regional de Empleo quedarán integradas la Agencia de Empleo, la agencias de formación y el Instituto Madrileño para la Formación (Imaf). Blázquez calcula que la configuración de la plantilla y los traspasos culminarán antes del 31 de diciembre próximo. El presupuesto del centro será de entre 40 y 45 millones de pesetas en 2002, momento en el cual el SRE 'será completamente autónomo'.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

'Deuda con las mujeres'

'De los 170.000 desempleados de la región, algo más de 100.000 son mujeres y el resto hombres', explicó el consejero. Esos datos convierten el desempleo femenino en otra de las prioridades del SRE. 'Tenemos una deuda histórica con las mujeres. Éstas deberían haberse incorporado al trabajo desde los años setenta, como ocurrió en el resto de Europa. La desaparición de los parados de larga duración hombres se puede conseguir, pero con las mujeres lo tenemos más difícil', advirtió Blázquez.

El consejero se atrevió a anunciar que el SRE deberá ser capaz de garantizar a un ciudadano que vive en la calle de la Princesa, cuáles son las opciones de trabajo que, por ejemplo, tiene en Amsterdam. 'Para ello será necesario una unión de trabajo muy íntima con el Inem'.

Desde UGT, Maru Menéndez añadió que, aparte de eliminar el paro de larga duración, el SRE pretende 'activar la intermediación laboral porque, por lo general, el empresario no busca a sus empleados a través del servicio público. Lo que queremos es dar transparencia al mercado'. El sindicato UGT se mostró especialmente satisfecho por el texto de la ley: 'Partimos de una base legal muy positiva, pero ahora hay que llevarla a cabo', señaló Menéndez.

Por su parte, Florencio Manzano, de CC OO, llamó la atención sobre la necesidad de que este servicio desarrolle 'planes específicos para la población inmigrante', porque, dijo, 'el empleo es pieza fundamental para la integración social'. Y el director de Asuntos Laborales de la patronal CEIM, Pablo Gómez, hizo énfasis en la 'desburocratización' del Inem, a partir de la cual se generará una mayor confianza entre los empresarios a la hora de buscar empleados en el servicio público.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS