LA OFENSIVA TERRORISTA

Los ediles de Irún culpan a los etarras de usar la ciudad para 'entrenarse'

La Junta de Portavoces del Ayuntamiento de Irún (Guipúzcoa) aprobó ayer, con la ausencia de EH, un texto de condena de los incidentes registrados en la noche del sábado en esa localidad. Una veintena de proetarras coordinados entre sí atacaron con cócteles mólotov instalaciones de Iberdrola, Telefónica y la Cadena SER. El Ayuntamiento considera 'muy grave' la actuación de los 'cachorros de ETA', que convirtieron la población en 'un campo de entrenamiento de los etarras'. El texto añade: 'Parece que la desarticulación de dos comandos (...) les ha llevado a la necesidad de cubrir los huecos que dejan quienes (...) ingresan en prisión'.

Los concejales, tras mostrar su solidaridad con las tres empresas atacadas y con sus trabajadores, ratificaron su apoyo a las fuerzas de seguridad en su lucha contra el terrorismo y pidieron a la sociedad que 'siga mostrando con fuerza el rechazo a todas las manifestaciones violentas'.

El Ayuntamiento de Irún está formado por ocho concejales del PSE, siete de PNV-EA, seis del Partido Popular, tres de EH y uno del grupo mixto.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS