Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dumas involucra a dos ministros socialistas en los escándalos de Elf

Guigou y Védrine niegan su relación con los pagos al partido de Kohl

Los dos ministros salieron a la palestra tras unas declaraciones de Dumas. Pendiente de recurso contra su condena a 30 meses de cárcel, tanto Dumas como el antiguo presidente de Elf, Loïk Le Floch-Prigent -a su vez sentenciado a tres años y medio- provocaron un gran revuelo al confirmar que el presidente François Mitterrand avaló las operaciones de la empresa petrolera, incluido el presunto pago de comisiones que, como en el caso de la refinería alemana de Leuna, originaron pagos irregulares por un equivalente a 6.400 millones de pesetas.

Preguntado sobre el caso de Leuna, que habría dado origen a una financiación oculta de Kohl, Dumas confesó al diario Le Figaro haberse enterado de este asunto tras su salida del Gobierno. No obstante, afirmó que 'Mitterrand suscribió todo el proyecto' y añadió: 'Cuando Le Floch [ex presidente de Elf] cuenta que iba a consultar al presidente y que todo el entorno del Elíseo, la señora Guigou, el señor Védrine, estaba informado de este asunto, seguramente es cierto. Édouard Balladur [conservador], que era el primer ministro, dio igualmente su acuerdo porque era en interés de Francia, y hago notar que el ex primer ministro jamás ha sido interrogado sobre este asunto'.

Guigou era ministra de Justicia cuando se puso en marcha el sumario por el que Dumas ha sido condenado, y éste le imputa haber permitido a algunos magistrados que ampliaran su campo de competencias 'fuera de todo control'.

Guigou replicó así: 'Dumas parece no aceptar que este Gobierno ha elegido, sin excepción, la no intervención del poder político en los asuntos judiciales'. Y en cuanto a la insinuación de que ella estaba al tanto de los tejemanejes del Elíseo con Elf, Guigou aporta un dato: ella no estaba en el Elíseo cuando se produjeron las negociaciones para comprar la refinería de Leuna; desde octubre de 1990 fue ministra de Asuntos Europeos y se encontraba, precisamente, a las órdenes de Dumas como titular de Exteriores.

No menos extrañado se ha mostrado el actual responsable de la diplomacia francesa, Hubert Védrine. 'No sé a qué se refiere', comentó sobre las alusiones de Dumas a su persona. El ministro asegura no haber oído 'jamás' hablar de las comisiones pagadas al partido democristiano alemán 'salvo después de que se hablara públicamente de ello', y recuerda varias declaraciones previas del ex presidente de Elf, Le Floch-Prigent, en la que este último afirma que Mitterrand despachó directamente con él los asuntos de Elf, marginando a otros colaboradores, como el propio Védrine, que fue secretario general del Elíseo con Mitterrand.

En fin, el ex primer ministro Balladur, bajo cuyo gobierno culminó la compra de la refinería de Leuna, asegura haber 'dejado hacer' a los directivos de Elf para rematar una operación que ya estaba decidida desde un año antes de su llegada al cargo.

Dumas advierte de que puede revelar datos y nombres sobre la venta de seis fragatas militares de Thomson a la Armada de Taiwan: 'Las comisiones estaban destinadas a algunas personalidades, políticas u otras, en Francia o quizá fuera, que no tienen interés alguno en que se levante el velo. Yo tengo alguna idea sobre los circuitos y las personas. Los interesados saben que yo lo sé', afirma, lapidario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de junio de 2001