Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Agricultura descarta la campaña informativa de carne de ternera ante la recuperación paulatina del consumo

La Consejería de Agricultura ha decidido descartar la campaña informativa sobre la carne de ternera que anunció a mediados de enero en plena crisis de las vacas locas. La campaña, que el Consell se comprometió a lanzar 'inmediatamente' y con el presupuesto que fuera necesario hace algo más de cuatro meses, se ha ido retrasando hasta que el comportamiento del mercado la ha hecho menos apremiante e innecesaria en opinión de los responsables del departamento agrario del Gobierno valenciano.

La campaña era considerada fundamental hace unos meses por los ganaderos valencianos. El sector insistía en la necesidad de explicar que la carne que se consume en la Comunidad es de ternera y no de vaca. La recuperación del consumo, en su opinión, resolvería la mitad de los problemas de un sector que perdió entre 500.000 y 750.000 pesetas por explotación.

En cifras, el consumo de carne de ternera, que cayó en picado a partir de noviembre del año pasado, se está recuperando. En concreto, y según la Federación Agroalimentaria, la compra de carne de ternera bajó en noviembre de 2000 un 57% sobre el consumo del mismo mes del año anterior. Un consumo que en diciembre y enero bajó hasta el 40% en comparación con 1999. En febrero se empezaron a notar las primeras muestras de recuperación aunque las ventas eran un 46% inferiores a las de 2000. En marzo y abril este porcentaje alcanzó el 90% del consumo registrado en los mismos meses del año anterior.

El portavoz de la Plataforma de defensa del sector vacuno, Antonio Soriano, coincide en hablar de recuperación en el consumo de carne. Soriano, además, también comenta la recuperación paulatina en los precios que recibe el producto por la carne, aunque, en cualquier caso, 'aún están lejos del precio que se pagaba [antes de la crisis de las vacas locas]', asegura. Cada semana, explica Soriano, el precio sube entre 5 pesetas y 15 pesetas gracias al consumo, a que hay menos animales en las explotaciones ganaderas.

Antonio Soriano, no obstante, recuerda que el sector aún está pendiente de que el Consell arbitre una línea de ayuda que palíe en parte el descalabro que han sufrido los ganaderos valencianos en los últimos meses.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de mayo de 2001