Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición exige a Aznar que ponga orden en el Ayuntamiento de Madrid

La izquierda reclama al alcalde de la capital que devuelva dinero público

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Rafael Simancas, urgió ayer al presidente del Gobierno y del PP, José María Aznar, a poner orden en el equipo de gobierno municipal tras conocerse que el Tribunal de Cuentas observa indicios de daño al erario público en el uso de la cuenta restringida del alcalde, José María Álvarez del Manzano.

El regidor de la capital optó ayer por el silencio con el argumento de que no había recibido todavía el auto del Tribunal de Cuentas que pone en entredicho la gestión de su cuenta restringida, con la que gastó hasta 12 millones de pesetas sin que conste factura alguna, e hizo regalos a parientes y amigos. Entre los beneficiados por el dinero público repartido por el alcalde están su esposa, que viajó con dinero municipal a bodas de amigos, la ex costurera de su mujer y el hogar del jubilado de un pueblo de Guadalajara donde el alcalde se construía su chalé, que recibió un televisor pagado con presupuesto del Ayuntamiento de Madrid.

'Además del alcalde, ya están en los tribunales los concejales del PP Antonio Moreno y Simón Viñals por la privatización de la Funeraria, y en breve lo estará María Antonia Suárez, presidenta del Instituto Municipal de Empleo, por el escándalo de los cursos a presos nunca impartidos', explicó el secretario general de los socialistas madrileños. 'Aznar debe poner fin al descrédito que supone esta situación del equipo de gobierno municipal de la capital de España'.

Secundó este análisis la concejal socialista Ruth Porta, que investigó con Simancas el uso por el alcalde de más de 60 millones de la cuenta restringida entre 1991 y 1999. 'Este escándalo no tiene precedentes en el Ayuntamiento de Madrid. Representa una auténtica dificultad pasearse por los pasillos del Ayuntamiento sin encontrarse con un imputado o un procesado por fraude en el manejo de los fondos públicos. Si estuviésemos hablando de un alcalde del PSOE nos encontraríamos ante un tremendo acoso informativo solicitando su dimisión'.

'Esto sólo demuestra', a juicio de la edil socialista, 'la doble ética del PP, y su doble rasero al valorar los comportamientos públicos. Hay que recordar cómo el PP, cuando se trata de meras denuncias oportunistas sobre los partidos de la oposición, aunque sean falsas, lanza a la Santa Inquisición. Si al alcalde de Madrid le quedase un mínimo de dignidad, devolvería los 60 millones y se iría enamorado a su casa con su mujer'.

El regidor argumentó en su día que viajaba siempre con su esposa como acompañante porque estaba enamorado de ella. 'Que el Tribunal observe indicios de alcance es el primer paso hacia la responsabilidad criminal que supone la malversación de fondos. Lo primero supone una no justificación y lo segundo que la justificación responde a un uso de fondos públicos para fines privados', explicó Porta.

La portavoz municipal de IU, Inés Sabanés, calificó de 'muy graves' los hechos y exigió explicaciones al alcalde. 'Cuando el asunto de la cuenta restringida de Álvarez del Manzano saltó, la oposición reclamó que se creara una comisión de investigación. El PP se negó. Ahora, es el Tribunal de Cuentas el que tiene que aclarar el asunto, fuera del Ayuntamiento, y eso perjudica a la ciudad'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de mayo de 2001