Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El hijo del líder de Corea del Norte abandona su país con pasaporte falso

Kim Jong Nam viajaba con dos mujeres y un niño y aseguró que quería ver Disneylandia

La noticia fue filtrada ayer por la cadena de televisión pública nipona NHK y la agencia estatal Kyodo, pero el Gobierno japonés no había confirmado anoche su veracidad. La detención de Kim Jong Nam, de 29 años, primero de los tres hijos del llamado por la literatura oficial norcoreana 'querido líder', se produjo el pasado martes, cuando llegaba al aeropuerto de Narita en un avión de Japan Airlines procedente de Singapur, con un pasaporte falso de la República Dominicana y acompañado de dos mujeres de edad parecida a la suya y un niño de cuatro años. El grupo tenía billetes para viajar a Pekín el próximo 7 de mayo.

Según la agencia Kyodo, el presunto hijo del máximo dirigente norcoreano había entrado anteriormente otras dos veces en el país con identidad falsa para periodos cortos. Tampoco tenía ocasión esta vez de permanecer más de dos o tres días. Dijo a la policía que buscaba discreción para visitar el parque de Disneylandia situado a mitad de camino entre el aeropuerto de Narita y el centro de la capital. 'Soy Kim Jong Nam y quería ir a Disneylandia', declaró a los agentes que le detuvieron.

Es probable que las autoridades niponas expulsen a los detenidos a Singapur o China a fin de evitar un incidente diplomático con Corea del Norte, en un momento en el que las negociaciones para establecer relaciones diplomáticas están completamente estancadas. El primer ministro japonés, Junichiro Koizumi, declaró anoche que su Gobierno aún no había confirmado la identidad del detenido. 'He recibido un informe del Ministerio de Justicia y estamos intentando confirmarla', explicó Koizumi en un comunicado emitido tras reunirse con su viceministro de Asuntos Exteriores, Yutaka Kawashima.

La saga de los Kim suscita siempre gran curiosidad por el misterio que rodea todo lo que concierne a la familia que desde hace medio siglo regenta con mano de hierro Corea del Norte, único caso en el mundo de liderazgo comunista hereditario, como si se tratara de una monarquía. Kim Il Sung, el llamado 'gran líder' y fundador de la patria tras cuatro décadas de colonialismo japonés en la península, dividida en dos en 1945, murió el 8 de julio de 1994. Pero desde mucho antes situó a su hijo Kim Jong Il como heredero del trono comunista. Éste se encuentra ahora asentado en el mando debatiéndose sobre si abre el país al exterior o conserva la reclusión del padre.

Corea del Norte, azotada la pasada década por catástrofes naturales que contribuyeron a ahondar los problemas estructurales de su economía centralizada, busca desesperadamente ayuda del exterior. Y así lo hizo saber Kim a la delegación de la UE que se entrevistó ayer y anteayer con él en Pyongyang, el primer encuentro al más alto nivel de Occidente con la dirección de esa nación.

Sobre la historia familiar del actual líder -no tiene función de presidente- hay no pocas lagunas, y los propios norcoreanos, cuando se les pregunta, contestan que no tienen más constancia que es 'nuestro general' y que su padre es 'nuestro sol y líder eterno'. Los estudiosos del kimismo afirman que el padre ha comenzado a preparar a su primogénito para la sucesión cuando él haya abandonado 'el paraíso de los trabajadores' y muera. Aseguran que este joven, que ha vivido en Suiza y Rusia, le acompañó el pasado enero a China y se quedó, como el 'querido líder', maravillado del fuerte desarrollo de la economía china cuando visitaron Shanghai. No se sabe con exactitud qué estudios ha cursado, pero sí que habla japonés con fluidez y que es un apasionado de Internet y de la alta tecnología.

Como él, los ciudadanos norcoreanos no lo tienen fácil a la hora de viajar por el mundo y con frecuencia no les queda otra opción que utilizar pasaportes falsos, habitualmente chinos. Corea del Norte es conocida como centro de falsificación de pasaportes y de dólares estadounidenses. Kim Jong Nam declaró a la policía japonesa que él y sus acompañantes habían pagado 2.000 dólares (casi 400.000 pesetas) por cada uno de sus pasaportes y que los documentos estuvieron listos en un solo día.

Según la policía japonesa, el hijo del líder norcoreano usaba el nombre de Pang Xiong y viajaba con un pasaporte presuntamente emitido el año pasado en Santo Domingo y válido hasta 2006. La fecha de nacimiento que figura en el documento es el 10 de mayo de 1971, la misma de Kim Jong Nam, y la fotografía tiene un gran parecido físico con el primogénito del dirigente comunista.

Tres hijos y tres mujeres

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de mayo de 2001

Más información