Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA DECISIÓN DE MORIR

Términos para un debate

Sobre la eutanasia existe tal confusión y tantos recelos que, por ejemplo, en las leyes recién aprobadas por los Gobiernos de Cataluña, Extremadura y Galicia sobre el testamento vital no se cita el término. Éste es un glosario propuesto por la ex senadora Coral Rodríguez Fouz a la Comisión de Estudio sobre la Eutanasia creada en el Senado en la legislatura pasada.

Eutanasia activa. Es la acción que tiene por objetivo (a petición libre, explícita y reiterada del enfermo) terminar deliberadamente con la vida de una persona con un mal avanzado o terminal, o con una minusvalía grave crónica, que padece sufrimientos vividos como intolerables. También se entiende por eutanasia la acción que tiene por objetivo terminar con la vida de una persona que se encuentra en estado vegetativo persistente y que ha hecho constar con anterioridad su voluntad sobre esa situación.

Eutanasia activa indirecta. Es la administración de fármacos mitigadores del dolor o de otros síntomas, aunque tengan como efecto secundario -como doble efecto- un acortamiento de la vida.

Eutanasia pasiva. Es la interrupción u omisión de acciones terapéuticas que prolonguen la vida de un paciente que se encuentra en situación de enfermedad avanzada, terminal o irreversible, o en estado vegetativo persistente.

Testamento vital o documento de voluntades anticipadas. Recogen por escrito las manifestaciones de voluntad de una persona con plena capacidad de discernimiento y de decisión sobre el final de la propia vida o sobre cualquier intervención médica. Esa decisión ha de ser tenida en cuenta cuando se encuentre en una situación en la que su capacidad de comprensión o de expresión esté disminuida o anulada.

Enfermedad terminal. Presencia de enfermedad avanzada, progresiva e incurable por los medios tecnológicos existentes, con pronóstico de muerte a corto plazo.

Obstinación terapéutica. Comprende la prolongación artificial de la vida biológica de una persona con una enfermedad terminal o en estado vegetativo persistente, mediante la tecnología y sin expectativas de recuperación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de mayo de 2001