Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Exteriores tramita el suplicatorio contra Berlusconi cuando el Parlamento italiano está disuelto

El Gobierno español ha trasladado al Ministerio de Asuntos Exteriores de Italia el pasado día 24, en plena campaña para la elección del nuevo Gobierno italiano, un suplicatorio del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón para que sea levantada la inmunidad parlamentaria a Silvio Berlusconi y poder procesarle por presunta evasión fiscal en España. El traslado del suplicatorio ha sido realizado cuando el Parlamento italiano llevaba ya disuelto 16 días, y contrasta con las dilaciones en la tramitación del dirigido al Parlamento Europeo.

Fuentes diplomáticas españolas en Roma precisaron ayer a este periódico que el suplicatorio no fue presentado por el embajador de España ante el Quirinal, José de Carvajal, en contra de lo publicado ayer por El Mundo, sino por un funcionario de la legación española, que lo depositó en el servicio contencioso-diplomático del Ministerio de Asuntos Exteriores italiano. Ese departamento es la asesoría jurídica de dicho ministerio.

Dada la lentitud de la burocracia italiana y el delicado momento político que se vive en Italia, en plena campaña para las elecciones generales del 13 de mayo, el suplicatorio para el levantamiento de la inmunidad parlamentaria de Berlusconi no llegará al Parlamento italiano hasta pasada la consulta electoral. Entre otras razones, porque el Parlamento fue disuelto por el presidente de la República, Carlo Azeglio Ciampi, el pasado 8 de marzo. Y las Cámaras pueden reunirse en el intervalo entre dos legislaturas sólo en circunstancias especiales, por ejemplo para la ratificación de un protocolo europeo, como ocurrió el mes pasado con el relativo a la clonación.

Difícil aprobación

Si, como apuntan la mayor parte de los sondeos, el centro-derecha consiguiera ganar las elecciones por una mayoría apreciable será difícil que el nuevo Parlamento levante la inmunidad de Berlusconi quien, para entonces, sería flamante primer ministro italiano.

En su calidad de líder de la oposición, la coalición rebautizada como Casa de las Libertades, Berlusconi es también diputado europeo y pertenece a la Asamblea de Consejo de Europa.

El juez Garzón, que investiga irregularidades en la propiedad de la cadena de televisión española Tele 5 e imputa a Berlusconi un presunto delito de evasión de impuestos al igual que a los anteriores propietarios de la emisora, cursó en junio pasado un suplicatorio al Parlamento Europeo, todavía no tramitado debido a problemas técnicos aún no resueltos, y hace un mes cursó otra petición similar al Parlamento italiano. El Gobierno español sólo ha tramitado hasta el momento el suplicatorio destinado al Parlamento de Italia.

La prensa italiana, que sigue con enorme atención el desarrollo del caso Tele 5, no estaba al corriente la tramitación realizada por el Gobierno español.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de mayo de 2001