Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

AENA decide mantener los expedientes a la dirección destituida en Bilbao

Cinco de los siete imputados declaran sobre las graves anomalías

Los responsables de AENA, el ente estatal que gestiona los aeropuertos, mantienen el expediente disciplinario abierto contra gran parte del equipo directivo del aeropuerto de Bilbao, tras escuchar ayer sus explicaciones sobre las graves anomalías de contratación y tesorería descubiertas en su gestión. Estas irregularidades ya han motivado la destitución del anterior director Segismundo López-Santacruz y el apartamiento provisional de sus puestos de seis directivos y trabajadores.

Miembros del área de Recursos Humanos de AENA se desplazaron ayer a Bilbao para conocer en persona las alegaciones de los seis directivos y trabajadores expedientados desde finales de marzo, entre ellos los jefes de tres de las cuatro áreas de gestión del aeródromo: los departamentos de Dirección y Gabinete, Ingeniería y Mantenimiento y el área Económico-Administrativa. Además de ellos, también está expedientado y destituido definitivamente de su cargo, desde enero, el anterior director, quien se encuentra de baja por enfermedad. Un portavoz del ente de los aeropuertos afirmó que se cumplió 'un trámite normal en estos casos, que es escuchar a los expedientados'.

La reunión, que se celebró en la mañana de ayer, se desarrolló de manera individualizada con cinco de los seis expedientados que han sido apartados provisionalmente de sus puestos. Uno de ellos no pudo acudir a la reunión prevista. 'Se ha complementado la información que disponíamos', dijo a este periódico el portavoz de AENA.

La toma de declaraciones no incluyó al ex director López-Santacruz, puesto que su expediente se está tramitando por otra vía. El Ministerio de Fomento, del que depende AENA, trasladó el caso a las instancias judiciales al existir indicios de delito y, al tratarse de un caso localizado en Euskadi, es la Fiscalía vasca la encargada de examinar los datos recabados.

Tras las reuniones, AENA mantiene los expedientes, 'que siguen su curso reglamentario', incoados tras los primeros resultados de una auditoría interna. Esta investigación, motivada por una denuncia anónima sobre irregularidades en la gestión del aeródromo bilbaíno y que todavía no ha concluido, considera que hubo gastos inflados en actos relacionados con la apertura de la nueva terminal y en la adquisición de mobiliarios y enseres para las instalaciones. Las anomalías se extienden a la adjudicación de comercios en la nueva terminal.

Los sindicatos del aeropuerto bilbaíno se están quejando de la falta de información sobre la auditoría y el 'silencio' que están manteniendo las autoridades. Un portavoz de CC OO indicó ayer que aún no ha recibido ningún tipo de respuesta 'ni verbal ni escrita' al requirimiento realizado a principios de mes a la actual directora, Begoña Llarena. 'No tenemos ningún dato', afirmó.Los cuatro centrales sindicales (CC OO, LAB, UGT y ELA) reclamaron información concreta de la investigación y abogaron por que se aporten datos 'periódicos y detallados' sobre concesiones, inversiones, compras y contrataciones en el aeropuerto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de abril de 2001