Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Málaga aspira a ser sede de la futura Agencia de Seguridad Marítima de la Unión Europea

Málaga ha solicitado ser sede de la futura Agencia de Seguridad Marítima, cuya creación negocian los ministros de Transportes de la Unión Europea (UE). El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha enviado hace dos semanas esta petición a la vicepresidenta de la Comisión Europea, Loyola de Palacio, responsable de Transporte y Energía. Génova (Italia), Lisboa (Portugal) y posiblemente Saint-Malo (Francia), aspiran también a la sede de esta agencia que no se creará antes de final de año.

El Ayuntamiento intenta que el Gobierno español avale la candidatura, que es requisito indispensable para que se presente oficialmente. El alcalde ha dirigido su petición a la Presidencia y al ministro de Fomento, Francisco Álvarez Cascos, con quien habló personalmente del asunto en su reciente visita a Málaga.

'Hay razones muy claras para esta candidatura: el mar de Alborán es uno de los ejes más fuertes del tráfico marítimo mundial y nos interesa que se ordenen las normas de seguridad, sobre la vida de los barcos, los seguros que cubren los riesgos y se coordinen las legislaciones nacionales', afirmó De la Torre. Según fuentes del sector, entre 70.000 y 80.000 buques cruzan el Estrecho al año.

En este momento hay tres organismos de la UE con sede en España. La Oficina de Armonización del Mercado Interior está en Alicante y emplea a unas 700 personas. Esta oficina, que ha generado la instalación de unos 40 bufetes especializados en la ciudad, tiene depositadas 200.000 marcas, dibujos o modelos y unos 100.000 registrados. En Sevilla está el Instituto de Prospectiva Tecnológica, que emplea a unas 120 personas. Y en Bilbao se encuentra la Agencia Europea de Seguridad y Salud en el Trabajo, con 35 funcionarios.

La creación de la Agencia de Seguridad Marítima (que tendría inicialmente unos 50 empleados) está siendo impulsada en el Consejo de Ministros por Francia, que ha sufrido mareas negras en su costa atlántica en diciembre de 1999 y noviembre de 2000, por los accidentes de los barcos Erika y Ievoli Sun. Los países mediterráneos, entre ellos España, apoyan la creación de este organismo, pero el Reino Unido y los escandinavos están en contra. El resto de los socios de la UE son neutrales. Fuentes del gabinete de la vicepresidenta de la Comisión indican que en diciembre los ministros de Transportes podrían cerrar un acuerdo.

Actualmente, en la Unión Europea se discute la creación de otros dos organismos: la Agencia de Seguridad Alimentaria y la Agencia de Seguridad Aérea, a las que aspiran respectivamente Luxemburgo y Maastricht.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de abril de 2001