Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP alardeó de poseer escritos internos de la oposición

Jaume Matas alardeó en octubre de 1998, desde la tribuna del Parlamento balear, de poseer 'documentos internos de trabajo' de la oposición. En aquella treta, el entonces presidente balear exhibió y leyó el título de unos folios, no publicados, sobre los planes de reforma que dirigía, precisamente, Francesc Quetglas, del PSOE, responsable de Urbanismo del Consell Insular de Mallorca, una institución enfrentada al Ejecutivo autónomo popular.

El hoy ministro de Medio Ambiente blandió entonces los papeles supuestamente cazados y se dirigió, precisamente, a Quetglas, el titular del correo electrónico supuestamente espiado, para intentar dejarlo en evidencia.

'Mire', le espetó, 'en su partido también tienen un Barea [en alusión al director de la Oficina Presupuestaria en la Presidencia del Gobierno central, a quien se atribuían pérdidas o filtraciones de información a la oposición]. Ha llegado a mis manos un documento interno de trabajo, los criterios para el plan territorial parcial de Mallorca'.

El dirigente conservador dio a entender que Quetglas, que un año y medio más tarde se destapó como víctima del pinchazo y el supuesto espionaje político perpetrado por el Gobierno balear, era el responsable de la filtración y le avisó de la siguiente manera: 'Vaya alerta, señor Quetglas, que se descubrirá quién es el señor Barea'.

Debate grabado

Toda la secuencia de aquel debate quedó registrada por las Cámaras del Parlamento balear, en las cintas de voz y en el libro de sesiones, que está ahora bajo examen judicial para averiguar si el documento se corresponde con uno de los mensajes electrónicos cazados.

Quetglas ejerce la acusación particular en el sumario abierto y es defendido por el diputado socialista y abogado Antonio Diéguez. El letrado considera que cuando el juez examinó las fotos y vídeos del episodio parlamentario, el asunto no quedó finalmente paralizado.

El documento que Matas leyó y exhibió (recordó cuatro veces que era 'interno' del Consell) coincidía, precisamente, con un proyecto aún sin difundir sobre el plan territorial de Mallorca que Quetglas recibió en su buzón electrónico, un mes antes, procedente de su equipo de asesores.

Jaume Matas y dirigentes del PP balear replicaron que el informe revelado en el Parlamento se recibió en un encuentro público propiciado por Quetglas, pero éste lo negó. Dos altos cargos de la época del Gobierno balear del PP han declarado que ellos habían pasado el papel comprometido al ministro, pero no aclararon de dónde procedía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de abril de 2001