Azti invierte 300 millones en construir su nueva sede en Pasaia

El Instituto tecnológico pesquero y alimentario Azti, con la contribución de varias instituciones, ha invertido unos 300 millones de pesetas en la construcción de su nueva sede, ubicada en Pasaia (Guipúzcoa) y que cuenta con 2.000 metros cuadrados. La fundación, formada por el Gobierno vasco y diferentes empresas, ha trasladado su punto de trabajo de San Sebastián a Pasaia tras el aumento de sus medios tecnológicos y humanos.

El nuevo centro, que será inaugurado oficialmente el próximo día 15, alberga los departamentos de Recursos Pesqueros y Oceanografía y Medio Ambiente, mientras que el de Tecnología de los Alimentos se encuentra en la sede de Sukarrieta, en Vizcaya.

Azti, que da servicio en la actualidad a más de 300 firmas y está participando en 30 proyectos europeos, espera ampliar su oferta tecnológica y sus servicios a las empresas y administraciones públicas gracias a este nuevo edificio de Pasajes. El instituto, con una plantilla de cien trabajadores y 40 becarios, prevé alcanzar este año una facturación de 1.500 millones de pesetas, según indicó ayer su director general, Xabier Goirigolzarri, durante la presentación de las instalaciones.

En el acto, el presidente de Azti y viceconsejero de Pesca del Gobierno vasco, Luis Miguel Macías, subrayó, a preguntas de los periodistas, que la Ley de Pesca, 'lamentablemente, no está pensada para dar respuesta a los problemas que tiene la flota española'. En ese sentido, criticó que no mencione temas tan importantes como los aspectos sociolaborales y que su 'único objetivo', en su opinión, sea 'rebañar competencias que no le corresponden' al Ejecutivo central.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0008, 08 de marzo de 2001.