Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luis Goytisolo recuerda a Valente como 'el último gran poeta'

Se publica 'Anatomía de la palabra', una antología de textos del autor

Para el escritor Luis Goytisolo, el siglo XX ha dejado tres grandes poetas españoles: Antonio Machado, Jaime Gil de Biedma y José Ángel Valente. 'Quién sabe si en estos tiempos de bajamar para la creación literaria José Ángel Valente no haya sido quizá nuestro último gran poeta', declaró ayer Goytisolo durante la presentación de Anatomía de la palabra (Pre-Textos), una antología de textos de Valente.

Luis Goytisolo aprovechó la presentación de la antología para recordar su amistad con José Ángel Valente (Ourense, 1929-Ginebra 2000), a quien conoció cuando aún llevaba calzón corto. Más tarde compartieron afinidades y preocupaciones, como el interés por 'el impulso que lleva a un cuerpo a unirse a otro cuerpo en el acto de amor y restituir así la unidad extinguida'; o ese otro impulso, similar y equivalente, que 'lleva al escritor de prosa o de poesía a crear mundos a partir de la palabra'.

Describió Goytisolo a Valente como hombre 'de pocos amigos', quien compartió con el también poeta Jaime Gil de Biedma una profunda 'aversión mutua'. El propio Goytisolo mantuvo enfrentamientos con Valente, aunque pudieron asimilar 'esos venenitos' que se lanzaron. Valente acusó a finales de los años ochenta a Goytisolo en un artículo publicado en EL PAÍS de ser, junto a Ayala, uno de 'los intelectuales orgánicos del Partido Socialista'. Pasado el tiempo hicieron las paces, relató Goytisolo, porque cada uno fue capaz de comprender los argumentos del otro.

El papel de Valente en la vida de Luis Goytisolo fue de 'hermano mayor'. El poeta recomendaba lecturas al entonces joven escritor y corregía algunos de sus textos, según recordó Goytisolo.

La autora de la recopilación, Nuria Fernández Quesada, definió a Valente como un 'hito dentro de la historia de la literatura española, aunque a algunos les pese'. Destacó la editora de la poesía de Valente su 'austeridad, economía verbal, precisión en el ritmo y musicalidad'.

El libro presentado ayer incluye un amplio apartado bibliográfico sobre la obra del poeta, además de la versión definitiva de sus textos, que suponen la única antología firmada por el autor. Fernández Quesada quiso destacar el carácter unitario de la escritura de Valente, frente a quienes distinguen en su poesía una primera etapa de tipo social y otra marcada por inquietudes metafísicas o trascendentales. 'Fue un escritor total y un humanista del siglo XX', sentenció la editora tras leer algunos fragmentos de los poemas recopilados en el libro.

También participó en el acto el crítico Fernando Valls. Éste definió la antología como una obra muy asequible, 'ideal para acercar al público a la obra de Valente, que no es hermética, sino compleja'. El crítido destacó del libro que ofrezca la 'última versión que tuvo Valente de su propia poesía'. Asimismo, le parece a Valls importante la antología por la bibliografía que ofrece y por la entrevista que incluye de la editora con el poeta. Valls elogió a Valente al recordar que 'su referencia siempre fue Cervantes'. Esto demuestra, según el crítico, que la ambición del poeta era máxima y que sólo le valía competir con los mejores. 'Su listón estaba ahí, el que lo pone más abajo llega como mucho a ganar el Premio Planeta', ironizó Valls.

Tanto Luis Goytisolo como el resto de los presentes en el acto, que se celebró en la sala María Zambrano del Círculo de Bellas Artes, de Madrid, asociaron la figura de Valente a la de la filósofa, porque 'ambos entendieron que la poesía y el pensamiento siempre van juntos', dijo Valls. Justo ayer se cumplieron diez años de la muerte de María Zambrano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de febrero de 2001