_
_
_
_
_

La dirección federal de UGT impugna un acuerdo firmado por sus dirigentes regionales

El 70% de los empleados de Egmasa están afiliados a UGT, el índice más alto de una empresa en España. Sin embargo, el convenio colectivo de este empresa, firmado el pasado mes de julio por los máximos responsables regionales de UGT y CC OO, Manuel Pastrana y Julio Ruiz, respectivamente, ha sido recurrido por la UGT federal al entender que tenía que contar con el visto bueno de la ejecutiva nacional.

El comité intercentros de Egmasa hizo caso omiso al considerar que el acuerdo beneficia a la plantilla y que el rechazo federal responde, según Juan Carlos Rueda, a 'una guerra política interna'. El acuerdo, según el presidente del comité intercentros, 'es positivo para los trabajadores': subida salarial superior a la media nacional (un 4%), aplicación de la jornada de 35 horas y conversión de 200 empleados eventuales en fijos discontinuos.

Juan Aguilar argumentó que el convenio incluye seis puntos ilegales, como el incremento de exigencias en las pruebas físicas -de las que depende la continuidad de los contratos-, la movilidad geográfica, la congelación del plus de antigüedad y la disminución del descanso entre jornadas. Unos 800 trabajadores respaldan el rechazo al convenio.

A esta situación se une la decisión de relegar, desde febrero, a los secretarios provinciales de la Tierra de Almería, Sevilla, Málaga, Granada y Cádiz por 'diferencias irreconciliables'. Éstos llevan nueve meses sin cobrar sus salarios. La crisis ha llevado a Pastrana a pedir la mediación del secretario general de UGT, Cándido Méndez, pero este último guarda silencio porque, según algunos dirigentes, apoya a Juan Aguilar en el proceso de fusión de las federaciones de la Tierra y Alimentación.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_