Dimisiones en la UdL contra la supresión de Filología Francesa

El equipo del decanato de la Facultad de Letras de la Universitat de Lleida (UdL) presentó ayer su dimisión en bloque en disconformidad por la inminente supresión de la licenciatura de Filología Francesa -que este curso cuenta con dos alumnos- que pretende forzar el Departamento de Universidades (DURSI). La dimisión se hizo pública durante una junta de facultad celebrada con carácter extraordinario.

El plan de programación para el periodo 2000-2004 del DURSI ofrece a la UdL que imparta Comunicación Audivisual, Ciencias del Trabajo y Antropología Social y Cultural -todas de segundo ciclo- y que incorpore la diplomatura de Trabajo Social que actualmente imparte un centro adscrito, a cambio de dejar de impartir la licenciatura de Filología Francesa.

La decana de Letras, Àngels Santa, expresó ayer su malestar por esta decisión tomada sin contar con su departamento y dijo sentirse engañada porque desde hacía cuatro años se estaban planificando estrategias que no se han podido aplicar por trabas políticas y administrativas. 'Sabíamos que la Generalitat estaba haciendo una nueva programación universitaria, pero en ningún momento se nos informó de que podía producirse una acción desestabilizadora de este proceso de forma unilateral y sin darnos tiempo para reaccionar. Lo que más lamento es la falta de diálogo. Esta forma de obrar me recuerda épocas pasadas', dijo.

El equipo del decanato de Letras considera que la desprogramación obedece a un plan preestablecido que podría comportar a la larga otras decisiones de esta índole, y exige al rector Jaume Porta que se defina públicamente y eleve una protesta oficial sobre la supresión de la Filología Francesa. Porta ha expresado su apoyo y ha solicitado entrevistarse con el director general de Universidades, Antoni Giró, para reclamar que no se elimine dicha titulación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0023, 23 de enero de 2001.